El té es extremadamente beneficioso para la salud, y no es casual que sea una de las bebidas más populares del mundo.

En algunos países, como en el Reino Unido, el té (sobre todo el negro) se ingiere a menudo con un poco de leche. Sin embargo, como señala un artículo publicado por el periódico británico Metro, todavía no está del todo claro si esta combinación ofrece más beneficios para el organismo.

té

Té y leche: ¿los mejores amigos o no?

Hasta ahora, los tés negro y también el verde son los más estudiados por los expertos. Esto se debe a que ambos se producen a partir de las hojas de la planta Camellia sinensis, a pesar de que pasan por métodos de transformación diferentes.

Tanto el té negro como el verde son ricos en compuestos vegetales flavonoides, con una alta actuación antioxidante. Estas sustancias combaten los daños causados a las células por los radicales libres, que incluyen el envejecimiento precoz y la aparición de enfermedades como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

Mientras tanto, según explica el periódico Metro, la leche está llena de nutrientes, como calcio, potasio y proteínas, elementos fundamentales para el crecimiento saludable y la salud de los huesos.

Por lo tanto, los expertos están de acuerdo en que la combinación de ambas bebidas puede aportar muchos beneficios para la salud, subrayando sólo una advertencia … ¡no añada azúcar!

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Cinco alimentos con grasa trans que están en su despensa