Esta vitamina P se encuentra en profusión en las frutas cítricas como el limón, por lo que es más conocida como citrina. Funciona en sinergia con la vitamina C, contribuyendo a mejorar su absorción y su acción en el organismo.

vitamina P

La vitamina P está representada por un grupo de sustancias llamadas bioflovonoides (flavonas, flavonoides), y las más activas son la rutina, la citrina y la hesperidina. Son sustancias que confieren color amarillo y naranja a los alimentos que los contienen.

Los bioflavonoides no son producidos por el propio organismo, por lo que necesitamos obtenerlos externamente a través de la alimentación. Las principales fuentes de esta vitamina son la corteza, la piel blanca (entrecasca) y la película que envuelve las yemas de las frutas cítricas, como el limón, la naranja, la mandarina y el pomelo.

Así pues, siempre es conveniente que el jugo de limón se prepare de forma que contenga un poco de raspaduras de la cáscara y sus fibras, encontradas precisamente en su entrecasca, así como en su pulpa.

Los principales beneficios de la vitamina P son::

– Evita que la oxidación destruya la vitamina C aumentando su eficacia;

– Trabaja junto con la vitamina C fortaleciendo los tejidos (membranas y paredes) capilares y;

– Ayuda en el tratamiento del edema tisular, como manchas moradas y hematomas;

– Ayuda a mantener las arterias activando la circulación sanguínea y equilibrando las tasas ideales de colesterol;

– Aumenta la resistencia frente a infecciones y virosis y;

– Contribuye a un rápido alivio de la gripe y los resfriados.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Las grandes ventajas de usar lápiz labial