Tras la victoria (2-1) del Japón sobre Colombia, los aficionados de la selección japonesa echaron las manos a la obra y se pusieron a limpiar las graderías del estadio.

Después de la partida en la Arena de Mordovia, en Saransk, los japoneses dieron una ayuda al staff y ayudaron en la limpieza de las graderías. Un acto que no pasó desapercibido.

 

Facebook Commentarios