La candidiasis es una enfermedad muy común, principalmente en las mujeres y existen diversas forma de tratarla, incluso de forma natural. Sin embargo, como toda alternativa natural, lo que funciona para unos, puede no funcionar para otros.

En cambio, los medicamentos recetados para el tratamiento de la candidiasis, pueden funcionar durante un cierto período, pero después de un tiempo la enfermedad vuelta. ¿Por qué será que esto ocurre?

¿Qué es la candidiasis?
En el cuerpo humano existe un hongo llamado Candida albicans y, mientras está bajo control, no hay problema ocurrirá, pero cuando nuestro organismo está en un estado de desequilibrio, este hongo puede convertirse en una enfermedad llamada candidiasis.

Aunque es más común en las mujeres, la candidiasis también puede aparecer en los hombres no solo limitada a la región genital, pero también a otras partes del cuerpo, como en la boca por ejemplo (conocida como rana).

Las causas del desequilibrio que hace que la candidiasis que se desarrolle son diversas:

El estrés
Alta ingesta de azúcar
Quimioterapia
Traumas psicológicos y emocionales
Diarrea
La ingesta de antibióticos
Las infecciones virales
Embarazo
Relación sexual sin las debidas precauciones

Los síntomas más comunes de la candidiasis son:

Picazón,
Enrojecimiento,
Secreción blanquecina parecida a una crema de leche,
Olores,
Heridas,
Dolor al orinar,
Dolor en las relaciones sexuales, entre otros.

Lo que funciona en el tratamiento y lo que no funciona:

Cuando se trata de candidiasis, surgen muchas preguntas que deben ser gestionados con el médico especialista, pero aun así existen mitos y especulaciones que incluso los médicos tradicionales no saben decir a ciencia cierta si son verdaderas o no.

Sin embargo, algunos expertos en la materia exponen opiniones contrarias a lo que la mayoría de la gente piensa, por ejemplo:

La candidiasis no aparece sólo en las personas que están con baja inmunidad. Esta afirmación es verdadera, porque esta enfermedad se produce cuando hay algún desequilibrio, ya sea en la flora intestinal, ya sea en la región genital.

La candidiasis en el intestino es más recurrente que las infecciones fúngicas en la piel. La candida albicans se aprovecha de un desequilibrio en la flora intestinal para desarrollar, la cual es responsable de la regulación del sistema inmune y la salud digestiva. Es por eso que cuando pasamos por situaciones de estrés o después de hacer uso de antibióticos, quedamos más probabilidades de desarrollar candidiasis, ya que estas dos situaciones que desequilibran nuestra flora intestinal.

La candidiasis no se desarrolla solamente en ambientes con pH ácido. Nuestro cuerpo posee regiones en las que el pH es más ácido, como por ejemplo el estómago, y en el que el pH es alcalino, como el intestino. Dicen que la candidiasis que se desarrolla en ambientes ácidos, pero los investigadores afirman que es en el ambiente alcalino que los hongos se desarrollan más rápidamente. Por eso, se recomienda una dieta equilibrada, evitando carnes rojas y procesadas.

Consejos para evitar la candidiasis:

Para equilibrar el pH del cuerpo, consume bastante verduras, así como alimentos probióticos que ayudan a restaurar los micro-organismos que fortalecen el sistema inmunológico.

Evite el uso de pantalones ajustados que ahogan la región pélvica y hacen que el hongo causante de la candidiasis se desarrolle debido a las altas temperaturas.
Se recomienda usar ropa interior de algodón, que permiten que la región está siempre abierto.

En el caso de las mujeres, haga el cambio de toallas cada 4 horas para evitar la proliferación de bacterias y hongos.
Evite estar mucho tiempo con bikinis, trajes de baño y ropa interior mojada.
Evite secar la ropa interior (bragas, ropa interior) en el cuarto de baño por causa de la humedad.

 

 

Facebook Commentarios