Si uno quiere matricularse en la pre debería pensarlo dos veces. Para alguien que empezará sus estudios desde cero, la pre no es recomendable.

La Enseñanza.
Los profesores son buenos, sin embargo se les limita el trabajo y la enseñanza. Las horas por curso que son por área no están bien organizadas siendo ese un punto débil al momento de la educación del postulante.

Los Boletines.
Hay errores en los boletines, parece que copiaron por copiar al momento de elaborar los MPE’s, parece que se olvidaron de revisar. Muchos cursos no tienen teoría, mientras que otros tienen una teoría muy resumida. Esto hace que uno necesariamente deba comprar libros.

Las Vacantes.
Hay poca transparencia sobre la cantidad de vacantes. Al iniciar la pre no te brindan el cuadro de vacantes, el alumno estudia sin la certeza de saber cuantas vacantes habrá en su carrera. En este ciclo han reducido las vacantes, y lo publicaron ya cuando el ciclo acabó. Lo que en 2016 hubo 6 vacantes, ahora en 2019 lo redujeron a 3.

La Ganancia.
Aproximadamente hay 7,000 alumnos en el ciclo ordinario, y lo que recaudaron solo por alumnos del ciclo ordinario es 15 millones. Y si sumamos más los alumnos del ciclo especial, la ganancia es más de 20 millones.
Todo esto no es nada novedoso ya que todas las academias ponen el negocio por encima de la educación.

Facebook Commentarios