La llegada de un nuevo año es sinónimo de resoluciones y cambios, también en lo que se refiere al bienestar. Más ejercicio físico y una alimentación sana son algunas de las ambiciones recurrentes, pero no siempre suficientes para alcanzar el cuerpo de los sueños y mantener la autoestima alta, ya sea por la genética o por la acumulación de grasa localizada, que se empeña en no desaparecer.

lipoescultura

Para estos casos, y ya pensando en la “operación verano”, la solución puede pasar por una lipoocultura que modela el cuerpo, retirando lo que está de más y llenando zonas que necesitan un nuevo volumen.

El término no es nuevo, pero es común confundir la liposucción con otros procedimientos estéticos, así como su utilidad. Para acabar con estas dudas y garantizar que los portugueses tomen las decisiones correctas, eligiendo los procedimientos que más le convienen, el cirujano Juan Martins, especialista en Cirugía plástica y estética, deja algunas curiosidades sobre la lipoescultura:

Lipoescultura no está indicada para la pérdida de peso

Una liposucción no es sólo una liposucción. Aunque la remodelación corporal también pasa por la extracción de grasa que hay de más en el cuerpo, no es solo eso y no es un procedimiento adecuado para los que quieren perder peso.

Remodelar el cuerpo es darle las formas deseadas, haciendo ajustes, extrayendo grasas acumuladas en lugares estratégicos, como los flancos, o dando forma a zonas del cuerpo que estén menos voluptuosas, como los muslos o las tetas, como lo hace un artista con una escultura.

El procedimiento no se centra sólo en el abdomen

Una remodelación corporal requiere mirar todo el cuerpo para que se equilibre según cada estructura. En este sentido, la lipoescultura puede abarcar zonas tan distintas como el cuello, la barriga, los flancos, los muslos o las rodillas. En este proceso también pueden tenerse en cuenta pectorales (en hombres) o mamas (en mujeres), ya que deben estar en línea con las demás partes del cuerpo.

Seguro te interesa  Mujeres, el "movimiento excesivo de los senos" perjudica el ejercicio físico

Grasa extraída puede reintroducirse en otra parte del cuerpo

La grasa no es necesariamente malo, sólo lo es si se va a más. La verdad es que es una experiencia natural y, a menudo, se utiliza en las lipoesculturas, ya que permite aumentar el volumen de las demás partes del cuerpo de una forma sencilla y con un resultado muy natural.

Es común, por ejemplo, el uso de la extracción de grasa de la cintura para cubrir los pechos o las nalgas, sin que se tenga en cuenta que este relleno y sin ningún tipo de imperfección, como la tan temida ‘piel de naranja’, ya que se trata de un “producto” natural, muy bien aceptado por el cuerpo, por lo que se adapta perfectamente.

No hay riesgo de que se vuelva a subir a las zonas de intervencionadas

La grasa de nuestro cuerpo está agrupada en bolsas y todos nacemos con cierta cantidad de esas bolsas, no aumentando el número a lo largo de la vida, en general hablando (lo que sucede es que esas bolsas aumentan de tamaño).

En la liposucción, al igual que en la liposucción, se extraen bolsas de grasa que, en condiciones normales, no vuelven a aparecer. Así que reduce la posibilidad de volver a engordar.

La retirada de bolsas de grasa, por ejemplo en la zona abdominal, tampoco aumenta las posibilidades de engordar en otras zonas, porque el cuerpo no hace esa compensación.

Tiempo de recuperación es corto

Reformas en general, lo que se intervencionar en varias partes de su cuerpo, y que puede parecer algo lento y de difícil recuperación, pero no lo es, gracias a los avances de la tecnología y de las técnicas que se utilizan.

Seguro te interesa  ¿Cuántos pasos tengo que dar? Seis trucos para adelgazar haciendo senderismo

Cuando se lleva a cabo en las circunstancias en que las recomendadas, se trata de un procedimiento de bajo riesgo, que se realizó con pequeñas incisiones en la piel de tres a cinco milímetros, por lo que se introduce una cánula de aspiración.

La duración y la necesidad (o no) de estancia varía dependiendo de las características específicas de cada una de ellas. Después de la intervención, en la vuelta al trabajo, se puede dar de si en el plazo de una semana, y para los amantes de las carreras serán capaces de ponerse los zapatos de un mes.

La lipoescultura puede realizarse tanto en el cuerpo femenino como en el masculino, respetando las características de cada formato. Por lo demás, más que el cambio deseado, la individualidad y la estructura de cada uno son puntos esenciales que hay que tener en cuenta a la hora de realizar cualquier procedimiento estético, así como las cuestiones de salud.

Más importante que seguir ciertas modas o patrones de belleza predefinidos es mantener un cuerpo equilibrado y saludable, física y mentalmente, para que tenga un impacto positivo en la autoestima y la felicidad.

Facebook Commentarios