Connect with us

Actualidad

Perú a merced de la delincuencia. Cifra de homicidios creció enormemente

Published

on

El ministerio del Interior está a la deriva, sin norte ni políticas para combatir la inseguridad.

Mientras el país se debate en una vorágine de la incertidumbre de si el presidente renuncia, hace cuestión de confianza nuevamente (que sí lo puede hacer pero sería una tozudez hacerla) o si seguir gobernando, las cifras de la muerte de peruanos se eleva enormemente en el país, al tiempo que parece que no existiera Ministro del Interior.

En el 2011 hubo 1,617 casos de muertes violentas en el Perú. En lo que va del 2019 esa cifra ya se eleva a 2,800. La espiral delictiva coincide con la mayor crisis de recursos que haya sufrido la PNP en los últimos años y con un déficit de 40,000 efectivos.

Solo en esta semana que termina han muerto dos mujeres a manos de la delincuencia, una en Surco cuando pretendía ser despojada de su automóvil y la otra a manos de sicarios en el Callao.

Una policía sin recursos, sin efectivos y falta de una dirección sigue dando tumbos sin norte para combatir este flagelo que ha ganado impulso con la llegada de delincuentes extranjeros sobre todo venezolanos que regaron de sangre la capital trasladando los restos humanos descuartizados como reses por todo Lima.

Las cifras aterrorizan cuando se habla de feminicidios, de tráficos de armamento en la frontera norte y de drogas, amén de la trata de personas. La policía también sigue delinquiendo desde las coimas cuando hacen “operativos” en las pistas hasta los que se alían a las grandes organizaciones criminales de tráficos de terrenos, cobro de cupos, entre otros.

¿Y el ministro del Interior? simplemente ocupándose del sector como si fuera una institución social, sin ninguna política ni plan de lucha contra la delincuencia ni menos inversión en armas, patrulleros e infraestructura. Así las cosas, la inseguridad nos desborda con una persona ineficiente al frente del sector: Carlos Morán.

La solución pasa primero por su retiro y luego una nueva evaluación de los recursos humanos y de infraestructura que tiene el Sector, de utilizar mejor el factor humano en lugares geocriminalmente ya focalizados. Sacar a los policías de las comisarías que buscan hacer el menor esfuerzo para ganarse el pan y vivir encerrados en las comisarías.

Si uno va a una comisaría por lo menos el 50% de los custodios se encuentran en el local y solo el otro 50% trabaja efectivamente. No hay una disciplina para que patrullen las esquinas y lugares donde se les necesita y hay robos menores. O no intervienen cuando el tránsito está supercongestionado. Creo que con estos pequeños gestos y trabajos siquiera la población se sentiría más protegida .

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias