El leasing no es más que un simple contrato de alquiler, donde existe la posibilidad de que, al final del mismo, realizar la compra de un coche por un valor residual, previamente acordado en el contrato.

Como modalidad de financiación para la compra del automóvil, el leasing se destaca por conceder la libertad de, en caso de incumplimiento, poder seguir con su vida sin tener que cargar con deudas a la espalda, en la medida en que sólo deberá de entregar el vehículo a su propietario.

Principales ventajas y desventajas del Leasing

Así como cualquier modalidad de financiamiento, ni todo es bueno ni todo es malo, hay siempre varias ventajas y desventajas que pueden estar asociadas. A pesar de representar una alternativa, en general, más indicada para empresas, ahora hay cada vez más particulares a sacar provecho de esta modalidad, ya que muchas son las ventajas que de la misma podrán ser retiradas en relación al crédito normal.

Ventajas del Leasing

*Posibilidad de disfrutar de una financiación de hasta el 100%
*Posibilidad de optar por la compra del coche al final del contrato
*Consecuencias menos pesadas en caso de incumplimiento
*Intereses ligeramente inferiores a las restantes modalidades de financiación
*Exención de impuesto de timbre
*Diversos beneficios fiscales para las empresas

Desventajas del Leasing

*El derecho de propiedad no le será concedido mientras no liquidar todos los gastos   acordados en contacto de leasing
*Necesidad de la contratación de un seguro de daños propios durante todo el periodo de   vigencia del contrato
*El valor final del vehículo acabará por quedarse sustancialmente más caro a través de   esta modalidad de financiación
*En el caso de optar por la liquidación total del contrato de arrendamiento por adelantado,   puede tener que someterse al pago de comisiones relativamente altas

Como se puede comprobar, es posible señalar buenas razones a favor y en contra de esta modalidad de financiación.

Si, de momento, no tiene el capital necesario para la compra de un coche, y no quieres correr el riesgo de quedarse con una deuda a cuestas en el caso de no poder liquidar el valor total de un coche de crédito, entonces el leasing ofrece una alternativa menos arriesgada de disfrutar de un financiamiento para la compra de un automóvil.

Sin embargo, es importante no olvidar que, a pesar de todas las ventajas, la elección de esta opción resultará, casi siempre, en el pago de un valor muy superior al precio final del automóvil, por lo que, a largo plazo, puede resultar como una opción contraproducente, de ahí la necesidad de actuar con ponderación, y asegurarse de que está preparado incluso para pagar todos los gastos extra que estarán asociadas a un contrato de arrendamiento a largo plazo.

Facebook Commentarios