Comer carne cruda es una práctica común en muchos países. Platos como carpaccio o tártaro de carne pueden ser deliciosos, pero ¿son seguros?

carne cruda

Según healthline, el mayor riesgo es contraer una intoxicación alimentaria. Esto se debe a la ingestión de alimentos contaminados con bacterias, virus, parásitos o toxinas. Normalmente, esta contaminación se produce durante el sacrificio si el intestino del animal se corta accidentalmente y propaga patógenos potencialmente nocivos para la carne.

Los patógenos comunes en la carne cruda incluyen Salmonella, Clostridium perfringens, E. coli, Listeria monocytogenes y Campylobacter.

Por lo general, cocinar adecuadamente la carne destruye patógenos potencialmente nocivos. Por otra parte, los patógenos permanecen en la carne cruda. Por lo tanto, comer carne cruda aumenta mucho el riesgo de desarrollar enfermedades transmitidas por alimentos.

Los niños, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y las personas mayores deben evitar comer carne cruda.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Sexo en tiempos de pandemia. Cómo el confinamiento afecta a la libido