Un estudio afirma que las diferencias nutricionales entre productos frescos y congelados son escasas y, en algunos casos, los productos refrigerados conservan hasta más nutrientes.

frutas y legumbres

Los productos congelados suelen ser más baratos y están disponibles todo el año. Y, a diferencia de lo que suele pensarse, a menudo tienen más propiedades que los productos frescos porque la congelación impide el proceso de descomposición.

Un estudio realizado por la Universidad de California en los Estados Unidos comparó ocho frutas y verduras frescas y congeladas y analizó sus beneficios nutricionales. En algunos casos, las propiedades eran más altas en los productos congelados. Como la vitamina C En el maíz, las judías verdes y los arándanos y la riboflavina (vitamina B) en el brócoli.

Ya en otra investigación, los investigadores analizaron los niveles de minerales como calcio, magnesio, zinc y hierro y no encontraron grandes diferencias entre los alimentos naturales y congelados.

La gran mayoría de las frutas y hortalizas se componen de entre un 70 y un 90% de agua. Una vez recolectados, rápidamente pierden la humedad y son atacados por microbios y enzimas. Si estos alimentos se conservan en un congelador, los cristales de hielo no dañan las células ni alteran el sabor de la comida.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Cuatro razones para empezar a beber el agua de los pepinillos