El estudio muestra que, en más de dos tercios de los casos en que la enfermedad se manifiesta, el recurso a la quimioterapia puede no ser necesario.

El estudio más grande jamás realizado sobre los tratamientos de cáncer de mama concluyó que la mayoría de las mujeres con la forma más común de la enfermedad podía saltar a la quimioterapia sin afectar sus probabilidades de vencer el cáncer.

Se Trata de un trabajo de la Escuela Médica de Harvard, en Estados Unidos, que fue presentado en la edición de este año de la reunión anual de la Sociedad Americana de la Clínica Oncológica, en Chicago, y puede llevar a un cambio de enfoque en la lucha contra la enfermedad.

Los resultados esperan ahorrar alrededor de 70 mil pacientes que todos los años en todo el mundo pasan por este tipo de tratamiento y arcam con los gastos de estos medicamentos. Cansancio, náuseas, vómitos, caída del cabello son algunos de los efectos secundarios más frecuentes asociados a la quimioterapia. Los resultados del estudio muestran que, en la mayoría de las veces, el uso de este tratamiento es, después de todo, innecesario.

El estudio implicó cánceres en estadio inicial, antes de propagarse a los ganglios linfáticos. Evaluó los beneficios de la quimioterapia en cerca de 10 mil mujeres, entre los 18 y los 75 años, siendo cada una de ellas clasificada con un valor entre 0 y 100 en función del riesgo de reincidencia de la enfermedad en los 10 años siguientes. La inmensa mayoría se quedó fuera del intervalo en que la aplicación del tratamiento anunció ser una ventaja. “Nuestro estudio muestra que la quimioterapia puede ser evitada en alrededor de un 70% de estas mujeres, limitando la quimioterapia a los 30% que sabemos que se pueden beneficiar de ella”, comentó a The Guardian José Sparano, director de investigación clínica del Centro de Cáncer Albert Einstein, en Nueva York.

Arnie Purushotham, asesor clínico del Centro de Investigación Oncológica del Reino Unido, se refiere también al diario británico que, “al estratificar estos pacientes con cáncer de mama y al darse cuenta de que sólo aquellas con los riesgos más altos de reincidencia deben recibir quimioterapia, con base en la genética del tumor, el Tailrox [nombre de pila de este estudio de Harvard] revela un gran potencial para garantizar un tratamiento más suave, sin comprometer su eficacia”.

Los análisis genéticos muestran que la mayoría de las mujeres no necesitan de tratamiento, además de la cirugía y de los bloqueadores hormonales y que la quimio no mejora la supervivencia. Los resultados del estudio son hoy discutidos en una conferencia sobre cáncer en Chicago, y son publicados en la revista científica New England Journal of Medicine.

 

Facebook Commentarios