Connect with us
George Soros George Soros

Actualidad

Las garras de George Soros en el Perú

Published

on

¿El 27 de noviembre de 2018, en mi columna de PYSNNOTICIAS señalaba asombrado “ovación en las redacciones del Perú porque Gustavo Gorriti fue reconocido con el premio nacional periodismo por el CPP?”
Siempre no faltan los ayayeros o sobones que se suben al carro de la seuda fama del director de IDL-Reporteros, ONG que suelta “audios selectivos” que destapan la cloaca de la corrupción, pero guarda silencio ante la mugre y toda la mierda del Cholo Sagrado, Ollanta Humala y Nadine Heredia, la “Tía vaga”, PPK y toda la caviarada.
George Soros
Como siempre la historia del Perú es contada selectivamente y Gorriti levanta la alfombra a unos cuantos; la historia no puede ser selectiva, la historia es pasado, para explicitar el presente, y vislumbrar futuros aconteceres. Gestos, conductas, acciones, actitudes, formas y comportamientos, para “llegar como sea a la presidencia” sirven para determinar quién es, quienes somos y por qué se actúa de ésta manera.

No les preocupa la relación George Soros con Gustavo Gorriti y las ONGs peruanas, que financia la ideología de género, como el instrumento privilegiado del plan globalista para convertir el planeta en una gran masa de esclavos. Claro, la consigna de los organismos internacionales dependientes de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y de la Unión Europea, entre otros, se centra en tres realidades que hay que destruir: la soberanía de las naciones, el matrimonio y la familia, y la Iglesia Católica. La consigna piensa que eliminando esos obstáculos lograrán influir en todo el mundo para reducir la población, que es la meta de George Soros y otros magnates como Rockefeller.

No hay que ser tarado, para no darse la agenda común con caviares, que la cuenta 5 mil millones de soles invertidos en las ONGs son gotitas de dinero de esos US$ 18,000 millones de The Open Society Foundations, con la finalidad de influir para que el Ministerio de Educación difunda la ideología de género, que es la herramienta de Soros para ir debilitando nuestra soberanía, el matrimonio y la familia, y el sentido cristiano de los peruanos.

Desprestigiar al Estado peruano –sus tres poderes- deteriora la soberanía nacional y sirve de presión para que las hormigas que trabajan -sabiéndolo o no- para él, puedan seguir insistiendo en la enseñanza en los colegios de la ideología de género. Es una manipulación que ya le hubiera gustado hacer a Vladimiro Montesinos, pero George Soros, a sus 89 años, y tras un siniestro pasado nazi, es mucho más maquiavélico y maligno.

Entonces, podemos celebrar ese premio a Gustavo Gorriti, nexo del judío George Soros que financió la campaña de Pachacutec (que el exasesor abandonó cuando el Cholo Sagrado no le dio la cartera de Defensa). Eso no se cuenta, siempre la historia es selectiva. Porque no interiorizamos la igualdad ante la ley, eliminar la figura del vivo, y sentirnos más cerca entre todos los peruanos.

Como sabemos la cultura de la idioticidad peruana, del “vivo”, del “criollazo”, “del pendejo”, “pícaro”, y mientras más “vivos” existan en el Perú, menos posibilidades de progreso y desarrollo alcanzaremos como país; debemos, tenemos que aprender a rechazar a la corrupción en todos los campos, la mentira como cultura, la prepotencia, el desprecio a los peruanos más humildes, erradicar la violencia….

Me importa un carajo, lo que piensen otros de Gustavo Gorriti y si quieren hasta le entreguen la “Concha del Campo Marte“.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias