Connect with us
enfermedades oculares en ancianos enfermedades oculares en ancianos

Salud

Las 9 enfermedades oculares más comunes en los ancianos

Published

on

A medida que envejecemos, algunos órganos pueden volverse más susceptibles a la aparición de algunas debilidades. Esto también ocurre con los ojos, por lo que muchas personas mayores a menudo se enfrentan a enfermedades relacionadas con la visión. Un artículo del médico Rui Avelino Resende, especialista en Oftalmología.

enfermedades oculares en ancianos

Con el aumento de la esperanza de vida, algunas enfermedades que antes eran poco comunes, cada vez se vuelven más frecuentes. Los ojos son órganos sensibles que requieren el máximo cuidado.​

1. Presbicia

La presbicia, también conocida como vista cansada, no es una enfermedad, sino una condición que ocurre en todas las personas después de los 40 años.

La presbicia resulta en la pérdida de la calidad visual en relación con los objetos cercanos, especialmente en entornos con poca luz. Las letras de una revista, por ejemplo, aparecen turbias, siendo necesario alejar el texto para mejor visualizarlo (síndrome del brazo corto).

Cuando se ignora, la afección puede provocar dolores de cabeza y fatiga. La corrección de la presbicia se puede lograr mediante el uso de gafas o lentes de contacto.

2. Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad que ocurre después de elevar la presión intraocular en los ojos. Este aumento de la presión puede provocar lesiones en el nervio óptico y como consecuencia llevar a la pérdida de la visión periférica, e incluso a la pérdida total de la visión en el ojo alcanzado si no hay acompañamiento y tratamiento adecuado.

En la parte posterior de los ojos, justo detrás del iris, se produce la producción de un líquido llamado humor acuoso. Cuando por alguna razón hay una dificultad en el drenaje de este líquido, la presión del ojo aumenta, causando daño al nervio óptico.

Por esta razón, uno debe tratar el glaucoma desde el principio. De esta manera, es posible evitar el daño del nervio y la consecuente ceguera irreversible.

3. Cataratas

La catarata es la principal causa de ceguera reversible en todo el mundo. Aunque es más común después de los 50 años, ocurre de forma natural y puede aparecer en las personas a cualquier edad.

La catarata consiste en la pérdida progresiva de la transparencia del cristalino, que es una lente natural ubicada detrás del iris. Entonces se vuelve opaco. Con esto, la nitidez de las imágenes se reduce progresivamente a medida que avanza la enfermedad. El tratamiento de cataratas es quirúrgico.

4. Degeneración macular de la edad

La degeneración macular de la edad, es la principal causa de pérdida de la visión después de los 50 años de edad. Se trata de la destrucción de los fotorreceptores de la mácula, una estructura ubicada en la parte central de la retina.

En general, las quejas iniciales a menudo son una pérdida de la visión central, con la percepción de manchas. Además, la persona puede comenzar a ver deformidades, que llamamos metamorfopsia.

Sin embargo, no se produce pérdida de la visión periférica. La DMI suele ocurrir en ambos ojos, en la mayoría de los casos un ojo es más afectado que el otro. Esta enfermedad necesita seguimiento periodico con OCT + retinografía y tratamiento en los casos de su presentación ser en forma exudativa.

5. Retinopatías

Son enfermedades que afectan a la retina, las causas más comunes son: la hipertensión y la diabetes. El efecto de estas enfermedades en la estructura de los ojos se observa en los vasos sanguíneos oculares, lo que provoca su deformación, extravasación de líquidos e incluso hemorragias.

La retinopatía se instala lentamente. Sus síntomas son variados y pueden incluir visión borrosa e incluso pérdida repentina de la visión. Los Pacientes con diabetes e hipertensión necesitan realizar exámenes de fondo de ojo de forma periódica.

6. Agujero macular

Enfermedad que llega a la mácula (estructura situada en el centro de la retina), la enfermedad es responsable de causar disminución de la agudeza visual y deterioro del campo central de la visión. Es más común en mujeres después de los 55 años. Algunos síntomas comunes son visión doble, dificultad para leer y visualización de imágenes distorsionadas.

Puede estar relacionada con factores como traumatismos oculares, miopía alta y exposición al sol. El tratamiento se realiza a partir de una cirugía en el vítreo, conocida como vitrectomía.

7. Blefaritis

La blefaritis se caracteriza por la inflamación de los párpados, que pueden irritarse y enrojecerse. Aunque no causa daño permanente a la visión, la enfermedad es muy común y causa incomodidad. Puede ocurrir en todas las edades.

La causa de la enfermedad está relacionada con el funcionamiento de las glándulas existentes cerca de la base de las pestañas. Si no funcionan correctamente, puede haber irritación, picazón e inflamación.

El tratamiento se basa en la aplicación de compresas tibias en la región del párpado con higienización y aplicación de ungüentos que tengan antibióticos en los casos más graves.

8. Moscas volantes

Visualización de puntos oscuros que se mueven frente a uno o dos ojos, las moscas volantes son causadas por el proceso natural de desplazamiento y envejecimiento del vítreo, un gel que llena la cavidad posterior del globo ocular.

Es más común en pacientes mayores de 45 años, miopes o que hayan realizado cirugía ocular, así como entre aquellos pacientes que hayan tenido algún tipo de inflamación o trauma en los ojos.

La gravedad de la imagen en algunos casos puede estar asociada con el riesgo de desgarros retinianos y desprendimiento de retina.

9. Síndrome del ojo seco

Caracterizada por la anomalía en la producción o calidad de la lágrima, que genera la sequedad del ojo, de la conjuntiva (membrana que recubre la región interna del párpado) o de la córnea.

el síndrome del ojo seco afecta principalmente a mujeres mayores.

La producción adecuada de lágrimas es importante porque esta es una sustancia que garantiza la salud de nuestros ojos al proteger, limpiar y lubricar la región ocular. El uso de algunos medicamentos, como los antidepresivos, o el envejecimiento natural pueden ser causas de la reducción de las glándulas lagrimales, así como algunas enfermedades autoinmunes como el lupus.

Los síntomas más comunes son enrojecimiento, ardor, picazón, sequedad y sensación de cuerpo extraño en el ojo.

El tratamiento consiste en el control de ambientes adversos, así como en el cambio de hábitos poco saludables, y en la utilización de lubricantes oculares. Para la efectividad de las medidas, el seguimiento del oftalmólogo es indispensable.

 

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias