Connect with us
Joe Biden Joe Biden

Actualidad

Las 6 mentiras de Joe Biden sobre la retirada de Afganistán

Published

on

¡Clickear Stars!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Las 6 mentiras de Joe Biden sobre la retirada de Afganistán.- Contrariamente a lo que dice el Presidente estadounidense Joe Biden, la situación en Afganistán no fue una guerra insuperable, ni Estados Unidos tendría que enviar una fuerza masiva si sus tropas no se hubieran retirado.

Las 6 mentiras de Joe Biden

‘El Mundo’ recogió seis declaraciones hechas por el líder estadounidense sobre la salida de Estados Unidos de Afganistán, que en su análisis no corresponden a la verdad. Averigua qué son y por qué.

Las 6 mentiras de Joe Biden sobre la retirada de Afganistán

“Los afganos no querían luchar”

De todas las Declaraciones de Joe Biden, esta es, según el diario español, “quizás la más escandalosa”. Según estimaciones de la Universidad Brown, en los Estados Unidos, entre 66 mil y 69 mil soldados afganos murieron luchando contra los talibanes entre 2001 y 2021. En contraste, solo 2.442 soldados estadounidenses murieron en la guerra.

La inconsistencia de las afirmaciones del presidente de los Estados Unidos es aún mayor cuando se considera que otros 47.245 civiles afganos fueron asesinados, según la Universidad Brown. Sumando este número al número de fuerzas de seguridad asesinadas, obtenemos un total de entre 113 mil y 116 mil afganos asesinados.

Por lo tanto, es importante recordar que no fueron los estadounidenses los que derrotaron a los talibanes en 2001, sino los afganos, los que lucharon contra el grupo islámico. Cuando los Emiratos afganos sucumbieron en noviembre de este año, solo había cuatro mil tropas estadounidenses.

“Es una guerra insuperable”

En realidad, Estados Unidos y sus aliados ganaron la guerra y mantuvieron esa victoria durante tres años, de 2002 a 2004, incluso con una presencia militar muy pequeña de entre cinco mil y 10 mil soldados en Afganistán, un país casi tan grande como España y el Reino Unido juntos.

Además, según ‘El Mundo’, en 2002, 26 estadounidenses murieron en combate en Afganistán y en 2003, 29. Las bajas solo comenzaron a aumentar a partir de 2005, cuando – después de tres años en los que Estados Unidos solo se centró en Irak – los talibanes habían logrado reorganizarse en Pakistán, con la ayuda del servicio de inteligencia de ese país.

“Si Estados Unidos no se hubiera retirado, tendrían que enviar una fuerza masiva a Afganistán”

La tesis de Biden es que los talibanes no han atacado a Estados Unidos desde febrero de 2020 porque Washington se había comprometido a retirar sus tropas. Esto es cierto, pero no implica que si Estados Unidos renunciara a la retirada, tendría que llevar a cabo algún tipo de intervención a gran escala en el país, advierte el diario.

A menudo se pasa por alto que hasta principios de julio el gobierno afgano controlaba todas las capitales del país y que el colapso del régimen democrático en el Afganistán tuvo lugar en tres semanas.

Sin duda, la decisión de suspender la retirada habría significado enviar más soldados y casi seguramente más muertos. Pero no es menos cierto que desde 2016 Estados Unidos nunca ha tenido más de 10 mil militares en el país, y que desde este año hasta el 31 de diciembre de 2019 solo hubo 77 muertes de estadounidenses en Afganistán.

“Estados Unidos fue a Afganistán a luchar contra Al Qaeda, no contra el Talibán”

Estados Unidos fue a Afganistán, basándose en la resolución conjunta del Congreso para autorizar el uso de la fuerza contra aquellos que “autorizaron, planearon, cometieron o ayudaron e instigaron” los ataques del 11 de septiembre.

Con este texto, “parece cuestionable” que los talibanes, que protegieron a Osama bin Laden y 20 años después continúan negando que estuvo involucrado en los ataques en Nueva York, Washington y Pennsylvania, no ayudaron en la comisión de este crimen, escribe ‘El Mundo’.

El problema es más complejo porque la resolución se ha utilizado para autorizar intervenciones militares estadounidenses en Irak, Kenia, Djibouti, Georgia, Somalia, Eritrea, Filipinas y Etiopía, en casos de grupos que, aunque afiliados a Al-Qaeda, no solo no estuvieron involucrados en el 11 de septiembre, sino que en muchos casos fueron creados después de los ataques.

Biden fue “confrontado con los Acuerdos de Doha”

Desde su llegada a la Casa Blanca, Joe Biden ha suspendido la construcción del muro de Donald Trump en la frontera con México, ha devuelto a Estados Unidos el Acuerdo de París sobre cambio climático, ha revertido la apertura de partes de Alaska a la perforación petrolera, entre otras medidas.

Sin embargo, el diario dice que, por alguna razón, el presidente de Estados Unidos considera intocables los Acuerdos de Doha, algo que el ex diplomático estadounidense, Walter Andersen, describe como una”rendición unilateral”.

El Acuerdo de Doha, se recuerda, fue alcanzado entre las facciones libanesas rivales el 21 de mayo de 2008 en Doha, Qatar. Este acuerdo marcó el final de una crisis política de 18 meses en el Líbano.

“Rusia y China quieren que Estados Unidos permanezca en Afganistán”

Biden no presentó ninguna evidencia para esta tesis, lo que lleva a algunos expertos a no creerlo. Este es el caso del presidente del Consejo de Asuntos Exteriores de Estados Unidos, Richard Haas, para quien la retirada significa la renuncia de Washington a cualquier forma de influencia en Asia Central.

Según el funcionario, Rusia utilizará la amenaza-real o ficticia-de los talibanes para fortalecer su presencia militar en las antiguas repúblicas soviéticas de esa región. China, sin soldados estadounidenses, tiene una ruta adicional para conectarse con Irán y ofrecer a este país comercio e inversión para eludir las sanciones de Washington, mientras continúa desarrollando su programa nuclear.

Al mismo tiempo, Beijing utilizará al Afganistán para fortalecer su vínculo con el Pakistán y la importancia del puerto de Gwadar que construyó allí. Estados Unidos ha perdido aún más influencia en Pakistán, e India, el poder que más abiertamente se opone a los talibanes, tiene una razón más para desarrollar una política exterior y de defensa que dependa lo menos posible de Estados Unidos, concluye ‘El Mundo’.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias