Del plato a la leche: los secretos de la lactancia materna

Todas las mujeres saben que es necesario tener una dieta variada y equilibrada durante el embarazo.

Pero, ¿y durante el período de lactancia ?

Recordemos en primer lugar que, mientras que la leche materna se compone esencialmente de agua (87,5%), también contiene todos los nutrientes esenciales para el Desarrollo saludable de los Niños: proteínas, lípidos, carbohidratos, vitaminas, minerales…

Y como la naturaleza está bien hecha, estos nutrientes están presentes en la leche materna… incluso cuando la madre tiene una dieta desequilibrada o deficiente.

Durante el proceso de digestión, el alimento consumido se descompone en nutrientes esenciales que luego circulan en la sangre materna. Estas diferentes sustancias pasan a la leche.

Por lo tanto, es importante mantener buenos hábitos alimenticios, sobre todo porque los meses posteriores la practica suelen ser agotadores para las madres jóvenes.

Lactancia materna: cuánto comer

Muchas mujeres se preguntan si deben comer más durante el amamantamiento.

Para responder a esta pregunta, se debe recordar que una mujer gasta un promedio de 500 a 600 calorías por día más cuando está amamantando.

A menudo, para hacer frente a este gasto de energía adicional, el cuerpo naturalmente se basará en las reservas acumuladas durante el embarazo.

Facebook Commentarios