La vacuna sigues siendo tú

Tal cual escribí en una columna publicada en este diario, cuando nos encontrábamos en plena cuarentena para afrontar la pandemia generada por el coronavirus en el mundo, la vacuna somos nosotros, guardando orden, higiene y disciplina.

0
21

Tal cual escribí en una columna publicada en este diario, cuando nos encontrábamos en plena cuarentena para afrontar la pandemia generada por el coronavirus en el mundo, la vacuna somos nosotros, guardando orden, higiene y disciplina.
Ahora que la cuarentena se ha levantado y muchas actividades económicas se han reiniciado, debemos prestar atención a las declaraciones de la Ministra de salud, quien ha afirmado que si bien existe un incremento en las cifras de contagios, aún no tenemos “un rebrote” del virus; pero por otro lado, las cifras han revelado que más de cuarenta mil peruanos han fallecido durante la pandemia, lo que nos compromete a mantenernos vigilantes frente a este virus y respetar las normas esenciales de distanciamiento social, uso de mascarilla, además de redoblar los hábitos de higiene.
Los principales laboratorios científicos continúan en su busca incesante de la vacuna que tenga el antídoto para destruir a este mortal virus. De otro lado, los responsables de la salud pública siguen desplagando sus mayores esfuerzos tratando de superar limitaciones de toda índole mientras, el gobierno nacional se mantiene en su lucha por reactivar al 100% la economía nacional; sin embargo, todos estos esfuerzos podrían resultar insuficientes si la población no toma conciencia.
Entonces, ¿Dónde está la principal solución? Definitivamente la respuesta es simple: La vacuna sigues siendo tú; la disciplina de un pueblo, como valor superior, permite superar crisis tan agudas como la que estamos atravesando, pero en algunos sectores del país hemos podido apreciar la falta de responsabilidad y de disciplina de muchos durante la cuarentena lo que resulta lamentable. Las circunstancias actuales nos comprometen a actuar de manera responsable por el bien común y el bienestar nacional.
Finalmente, todos podemos estar pensando en el factor económico que de hecho no se muestra alentador, pero un pueblo devastado por la muerte sería mucho más lamentable. Frente a ello, la vacuna sigues siendo tú a pesar de todas las dificultades. Hasta la próxima semana.

Seguro te interesa  PERÚ no tiene CAPACIDAD ILIMITADA para Venezolanos, Sra. Marina Navarro de Amnistía

(*)Abogado
ivantorreslatorre05@gmail.com

Facebook Commentarios