En 2016, el primer año desde la abolición de la política del hijo único, el número de nacimientos aumentó a 17,86 millones. Desde entonces, la tasa de natalidad ha disminuido en China.

natalidad

El número de niños nacidos en China en 2018 será el más bajo desde 2000, Estiman demógrafos, ilustrando los riesgos de una crisis demográfica en el país, a pesar de la abolición de la política de hijo único.

Varios demógrafos chinos citados por el Global Times, Diario oficial del Partido Comunista, prevén que el número de nacimientos se fije en 15 millones, dos millones menos que en 2017. La Oficina Nacional de estadísticas China debe publicar la cifra oficial a finales de este mes, pero los datos difundidos por los gobiernos locales indican una cifra muy inferior a los 20 millones de nacimientos previstos por las autoridades de planificación familiar.

China, la nación más poblada del mundo con unos 1.400 millones de habitantes, abolió el 1 de enero de 2016 la política de “una pareja, un hijo”, poniendo fin a un rígido control de la natalidad que había durado desde 1980. Según las cuentas del Gobierno, sin esa política, China tendría hoy casi 1.700 millones.

En 2016, el primer año desde la abolición de la política del Hijo único, el número de nacimientos aumentó de 16,55 millones el año anterior a 17,86 millones. Desde entonces, la tasa de natalidad ha ido disminuyendo, a pesar de que Pekín ha dejado de promover abortos forzosos y multas, y ha abierto nuevas guarderías para ofrecer incentivos a la natalidad. En 2017, el número total de nacimientos se fijó en 17,23 millones, menos 630.000 que el año anterior.

Según los expertos, el descenso se debe principalmente a la reducción del número de mujeres en edad fértil, un grupo que pierde entre cinco y seis millones de personas al año, y a los altos costes y la falta de tiempo para criar a un niño.

En los primeros once meses del año, en la ciudad de Liaocheng, provincia de Shandong, sólo hubo 64.753 nacimientos, una caída del 26%, frente al mismo período de 2017, según el periódico local Dazhong Daily. En Qingdao, otra ciudad de Shandong, los nacimientos experimentaron un descenso interanual del 21% entre enero y noviembre al 81.112, según datos de las autoridades locales.

Ren Zeping, economista jefe del promotor inmobiliario Evergrande Group, ha escrito en una nota publicada esta semana que China se dirige hacia una “crisis demográfica”. “China debe alentar inmediatamente a la gente a tener hijos”, escribió.

Facebook Commentarios