El vice-ministro de Asuntos Exteriores de Rusia calificó hoy como “un paso peligroso” la retirada de los Estados Unidos del tratado sobre armas nucleares, anunciada el sábado por el Presidente estadounidense, que acusó a Moscú de violar el acuerdo “hace varios años”.

Serguéi Riabkov, afirmó a la agencia del Estado ruso TASS que el acuerdo firmado durante la Guerra Fría, es “importante para la seguridad internacional y la seguridad nuclear, para el mantenimiento de la estabilidad estratégica”.

La retirada de los Estados Unidos del tratado, anunciada el sábado por el Presidente Donald Trump, “será un paso muy peligroso que no será respetado por la comunidad internacional y va a suscitar condenas serias”.

El vice-ministro condenó lo que llamó de los intentos estadounidenses de obtener concesiones “con un método de chantaje”.

Si los Estados Unidos siguen por actuar “de forma maléfica y grave” y se retiran unilateralmente de los tratados internacionales, la federación de Rusia “no tendrá otra alternativa sino la de “adoptar medidas de represalia, incluso en relación a la tecnología militar”.

“Pero no queremos llegar a ese punto”, dijo Riabkov.

Los Estados Unidos acusaron a Moscú de violar el acuerdo “hace muchos años”.

“Rusia no ha respetado el tratado. Entonces, vamos a poner fin al acuerdo y desarrollar las armas”, afirmó Donald Trump, citado por la Agencia France-Presse, después de un mitin en Elko, en el estado de Nevada.

Trump se refería al tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), firmado en 1987 por los entonces presidentes estadounidense y soviético, Ronald Reagan y Mikhaïl Gorbachov, respectivamente.

“Ellos violan hace muchos años”, aseguró Donald Trump. “No sé por qué es que el presidente Obama no lo renegociou el no se retiró [del tratado]”, añadió, sobre su predecesor demócrata.

“No vamos a dejar que ellos violen el acuerdo nuclear y fabricación de armas, mientras que no estén autorizados. Nosotros nos quedamos en el acuerdo y hemos honrado el acuerdo. Pero Rusia, por desgracia, no ha respetado el acuerdo”, declaró el presidente estadounidense.

La administración estadounidense protesta en contra de la implementación de Moscú del sistema de misiles 9M729, cuyo alcance, de acuerdo con Washington, supera los 500 kilómetros, lo que constituye una violación del tratado INF.

El tratado, al suprimir el uso de una serie de misiles de alcance entre los 500 y los cinco mil kilómetros, puso fin a la crisis desatada en la década de 1980 con la implementación de los SS-20 soviéticos objetivo de capitales occidentales.

Facebook Commentarios