El antiguo jefe de la policía nacional, general Rául Becerra, se encuentra entre los detenidos. Las autoridades sospechan que Becerra era un cómplice fundamental en el esquema criminal presuntamente liderado por su compañera.

También fueron detenidos un ginecólogo, un pediatra y tres mujeres que aliciavam embarazadas pobres, pretendiendo ofrecer abortos ilegales.

Las autoridades de Perú afirma haber desmantelado una presunta red de tráfico de bebés en la ciudad de Arequipa, en el sur del país. Entre las 14 personas detenidas en la madrugada del martes se encuentra el antiguo jefe de la policía nacional del Perú, general Rául Becerra. Un bebé de cinco meses habría sido rescatado en el marco de la intervención policial.

Cinco cientos de agentes participaron en operaciones simultáneas en 18 sitios de la ciudad, a partir de las tres de la madrugada (hora local) del martes. Una de las propiedades objeto de búsquedas fue la del general Becerra, que la policía sospecha de ser un cómplice fundamental en el esquema criminal presuntamente liderado por su compañera de 32 años, Cinthia Tello.

Según los vecinos, Tello organizaba concursos locales de belleza, entre otros eventos públicos. El general, con 61 años, se retiró en 2011.

Los investigadores dicen que la red buscaba embarazadas pobres que estaban pensando abortar por no haber condiciones de criar un hijo. La red ofrecía les da dinero para convencer a llevar el embarazo hasta el final y, a continuación, vendía los bebés con una enorme margen de beneficio.

La policía está investigando si los bebés, que fueron vendidos por unos mil euros, se destinaron a parejas extranjeros interesados en adoptar o a las redes de tráfico de órganos. Un ginecólogo y un pediatra también están entre los detenidos, además de tres mujeres que presuntamente captaban embarazadas, pretendiendo ofrecer abortos ilegales.

Actualmente, el aborto sólo está permitido en el Perú cuando la salud física o mental de la mujer está en riesgo.

Facebook Commentarios