Celebrado el 11 de Octubre, el Día Mundial de la Obesidad sirve de alerta para este grave problema que afecta a gran parte del mundo. Prueba de ello son las últimas encuestas, que revelan que el 19% de la población es obesa sólo en Brasil.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta es la segunda principal causa de muerte en el mundo. “Se Trata de una verdadera epidemia, que desafía a los expertos y médicos. Ya tenemos a la reducción de la esperanza de vida en algunos países y se estima que medio billón de dólares se gastan por año para contener el avance de los índices”, comentó el cirujano bariátrico Raphael Eler.

El problema es grave y multifactorial. El tratamiento en diversos frentes se convierte en esencial para contener el avance de la epidemia. “Estos pacientes son en su mayoría personas sedentarias y con malos hábitos alimenticios. La prevención siempre será la mejor alternativa”, agregó.

Para celebrar la fecha, el médico decidió lanzar un programa de pérdida de peso en su instituto de salud en Vila Velha. El objetivo es ofrecer una atención multidisciplinar al paciente con el médico, nutrólogo, nutricionista, psicólogo y educador físico. “El programa contempla la atención clínica, no quirúrgico, con el objetivo de promover la salud. Serán tres meses para trabajar en el cambio de hábitos”, finalizó.

Facebook Commentarios