Connect with us

Actualidad

LA LIBERTAD DE PRENSA NO SE COME, PERO ES UN DERECHO

Published

on

“La Libertad de Prensa, es la piedra angular de la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos. La Libertad de Expresión, está consagrada en el artículo 19 de la DUDH. Cuando los periodistas pueden hablar sin cortapisas, con seguridad, el ciudadano se beneficia. Un país democrático se nutre de las diferentes opiniones, reflexiones y pensamientos de sus habitantes, lo que contribuye a mejorar el funcionamiento de la sociedad y sus individuos, les duela a quien les duela”.

Un día como ayer, la UNESCO proclamó el 3 de mayo de 1993, el DIA MUNDIAL DE LA LIBERTAD DE PRENSA, que se conmemora, con gran pesar y preocupación por los sucesos acontecidos en NUESTRO PAÍS Y EL MUNDO, EN CONTRA DEL LIBRE EJERCICIO DEL PERIODISMO y que ha costado la vida de más de un hombre y mujer en el desempeño de este noble oficio. LA VIOLENCIA, LA INTIMIDACIÓN, QUERELLAS, CENSURAS, DESPIDO ARBITRARIO, LA CONCENTRACIÓN DE MEDIOS, NO PUEDE SERNOS AJENA NI PERMANECER INDIFERENTES, SIN DENUNCIAR Y ESTAR MUY AL PENDIENTE DE TODO LO QUE REPRESENTE UNA AMENAZA A NUESTRA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, OPINIÓN E INFORMACIÓN.

La libertad de prensa – recordemos – comprende la existencia de garantías que les permitan a los ciudadanos el derecho a organizarse para la creación y divulgación de medios de comunicación. Además que estos no sean controlados ni censurados por el poder del estado y que toda persona pueda publicar sus ideas libremente sin una censura previa.

El tema de este año, es “La información como un bien común”, hace énfasis en la importancia de valorar la información como un bien de todos y para explorar lo que se puede hacer en la producción, distribución y recepción de contenidos para fortalecer el periodismo y avanzar en la transparencia y el empoderamiento sin dejar a nadie atrás.

El tema es de urgente para todos los países del mundo y reconoce el cambiante sistema de comunicaciones que incide en nuestra salud, los derechos humanos, las democracias y el desarrollo sostenible.

En particular, el Día Mundial de la Libertad de Prensa 2021 pondrá énfasis en tres imperativos para este ecosistema:

-Medidas para garantizar la viabilidad económica de los medios de comunicación; 

-Mecanismos para garantizar la transparencia de las empresas de Internet, y

-Mejora de las capacidades de alfabetización mediática e informacional que permitan a la gente reconocer y valorar, así como defender y exigir, al periodismo como parte fundamental de la información como un bien común.

Debemos recordar que en nuestro país la situación de la Libertad de Prensa empeoró por la compra de las líneas editoriales, mermeladas para maquillar al gobierno del “lagarto” Vizcarra, desinformar y ocultar información a la población poniendo en riesgo la democracia la lucha contra la corrupción y un campo minado para muchos periodistas honestos que no piensan como ellos.

Que a pesar de ello, dan pelea y se sostienen en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) de 1948 reconoce el derecho a la libertad de opinión y de expresión. Esto implica también el derecho de cualquier persona a no ser molestada, juzgada o perseguida por sus opiniones, además de la libertad de poder difundir estas opiniones por cualquier medio.

Este derecho es especialmente importante para el oficio del periodismo, ya que el artículo 19 protege a los periodistas a investigar y recibir informaciones sin limitaciones. La libertad de información es un derecho fundamental que permite reducir las desigualdades entre el poder y la población y crear una sociedad más libre.

Nos debe preocupar la situación de las Libertad de Prensa en nuestro país, las constantes querellas a periodistas independientes por supuesta difamación a pesar de ser respetuosos del estándar de veracidad exigible a los periodistas al momento de cuestionarlos. A pesar de que, teóricamente, una querella solo está justificada cuando se emplean calificativos absolutamente denigrantes en un artículo periodístico o cuando no se respeta el principio de verosimilitud y diligencia en el acopio de información, vemos que en la práctica  esta  herramienta se utiliza, básicamente, para silenciar y hostigar a la prensa independiente.

El admitir a trámite una querella maliciosa y abrir procesos penales sin fundamento significa un perjuicio al periodista en tanto que lo obliga a contratar abogados para su defensa, a dedicar parte de su tiempo a asistir a las tomas de declaraciones y a sufragar el costo de tasas judiciales para ejercer su derecho de defensa. Perdida de su valioso tiempo. En ese sentido, la reacción judicial debe estar dirigida a detectar y rechazar desde un principio este tipo de prácticas, emitiendo el respectivo auto de improcedencia.

Establecer requisitos de procedibilidad más exigentes que los que se tienen hoy en día para admitir a trámite las querellas, se consigue homogenizar la jurisprudencia y se obliga a todos los magistrados y jueces a seguir las reglas que en él se establezcan y a aplicar el mismo tratamiento a casos iguales, o en todo caso, a motivar especialmente por qué se apartan de las pautas del acuerdo. Nuestro ordenamiento jurídico no puede concebir la instrumentalización del Poder Judicial y menos para fines ilícitos.

Asimismo, en los casos en que los jueces resuelvan imponer alguna restricción al ejercicio de las libertades de expresión e información, el Acuerdo Plenario debería exigir a la judicatura una especial motivación, especialmente de las sentencias, ello debido a que, cuando se trata de los hombres de prensa, se lesionan no solo los derechos subjetivos del individuo que se desempeña como periodista, sino además el derecho de la colectividad a recibir la información que hubiese podido proveer o seguir proveyendo.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias