La novedad, según un estudio estadounidense, es que la leche materna puede tener la capacidad de modificar – para mejor – la salud mental de los niños.

La lactancia materna ha ganado recientemente un nuevo beneficio para su extensa lista: el mejor manejo del estrés en los bebés.

La lactancia materna cambia la actividad de un gen

lactancia

“Lo que descubrimos es que la lactancia materna cambia la actividad de un gen que regula la respuesta fisiológica al estrés, específicamente la liberación de la hormona cortisol”, explicó Barry Lester, profesor de psiquiatría y pediatría de la Universidad de Brown, en Estados Unidos.

Durante el estudio, publicado en la revista Pediatrics, los investigadores midieron los niveles de cortisol y de metilación del ADN en la saliva de 40 bebés.

De estos, sólo la mitad se ha materna durante al menos 5 meses. Comparando los resultados, los científicos han descubierto que cuanto más alto los niveles de cortisol y la metilación del ADN, menor es la capacidad del individuo para lidiar con el estrés.

+ Mitos y verdades de la lactancia

“La lactancia materna se asocia con disminución de la metilación del ADN y la disminución de la reactividad del cortisol en los bebés“, dijo Lester. “En otras palabras, hubo un cambio epigenética en los bebés que fueron amamantados, lo que resulta en estrés reducido que los que no fueron amamantados”, finalizó.

Ya se sabe que la leche materna, además de promover un contacto directo entre la madre y el bebé, es un alimento completo. Él es capaz de mejorar las defensas del sistema inmunológico, disminuir los riesgos de alergias, cólicos y obesidad infantil y ahora, también, proporcionar al niño una mayor y mejor capacidad de lidiar con el estrés. No es demasiado?

Las noticias MÁS LEÍDAS en Pysnnoticias AQUÍ

Facebook Commentarios