Para reflexionar, Cipriani crítica fallo sobre enfoque de género en currículo escolar, el enfrentamiento del Poder Judicial y Dios; que reconoce el matrimonio de Susel Paredes y su esposa, Gracia Aljovin quienes se casaron en Miami (USA). Está semana el juez ha dicho que Dios se ha equivocado dos veces.

homofobia
En España, Pedro López, párroco de Tobarra (Albacete) dice que la “ideología de género” es propia de una dictadura o una inquisición. No respetan ni la Semana Santa…

Lunes, 2 de abril de 2018 (portal “Cristianos Gay”)
El sacerdote de Tobarra habla de la “ideología de género” como una imposición ideológica.
Ha cuestionado si esta ideología tiene “base científica sólida” y ha criticado que se esté “imponiendo como la única solución posible”

“¿Es propio de un sistema democrático imponer una ideología, sancionar la libertad de expresión?”

En su opinión, supone “un verdadero ‘fracking’ humano que dejará heridas tremendas”. El cura asegura que las personas transexuales “siguen sufriendo: tal vez lo que se les ha propuesto les ha herido más”

Don Pedro (López) es el cura de Tobarra, un municipio de Albacete y, aprovechando el sermón del Viernes Santo y que salía por la tele, soltó un sermón sobre “la ideología de género” asegurando que es propia de “una dictadura o una inquisición” porque coarta la libertad de expresión y la búsqueda científica de la verdad. Y, la verdad sea dicha, si de algo sabe la Iglesia es de dictaduras (nunca olvidaremos la comunión que Juan Pablo II dio a Pinochet…) e inquisiciones pero a D. Pedro le da igual.

La Semana Santa de Tobarra (Albacete) es una de las destacadas de Castilla-La Mancha. Declarada de Interés Turístico Nacional, este Viernes Santo se celebraba la procesión del Calvario, que ascendía al Monte Calvario para llevar a cabo la Bendición de Nuestro Padre Jesús, momento en el que se callan los tambores que durante 104 horas suenan de forma ininterrumpida en el municipio.

Callaron los tambores pero no el párroco, don Pedro, quien ha cuestionado durante el sermón que ha ofrecido en la procesión del Viernes Santo lo que el fundamentalismo llama “ideología de género”, tema al que también se ha referido en reiteradas ocasiones el Arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez. “¿No se está imponiendo una visión sesgada del ser humano, la sexualidad, el cuerpo humano y de las relaciones varón-mujer?”, se ha preguntado.

“Oímos hablar de la cuestión de género, del no sexismo, de los derechos trans. Detrás de todo esto hay en primer lugar personas, y mucha veces que sufren y que además muchas veces son tratadas injustamente y eso no puede seguir así”, ha indicado, para preguntarse “si es la ideología de género la respuesta adecuada a su sufrimiento”.

También ha cuestionado si esta ideología tiene “base científica sólida”. “Con la excusa de defender los justos derechos de la mujer y de reconocer la llamada expresión sexual ¿No se está imponiendo una visión sesgada del ser humano, la sexualidad, el cuerpo humano y de las relaciones varón-mujer?”, ha añadido.

Para este sacerdote, la ideología de género se está “imponiendo como la única solución posible”. “Esta ideología afirma que no hay diferencias entre varón y mujer, y que el sexo biológico no afecta para la identidad sexual”, ha apuntado. Además, se ha preguntado “por qué se desconocen los estudios científicos suecos sobre el alto nivel de suicidios y trastornos psiquiátricos en quienes se someten a hormonación y operación de cambio de sexo y que son personas que siguen sufriendo porque lo que se les ha propuesto les ha herido más tal vez”.

“¿No sería mucho mejor guiarse por estudios científicos que existen, valorar las consecuencias de actuaciones y terapias, y buscar soluciones que no rompan la unidad y la dignidad de las personas?”, ha señalado, para afirmar que en la relación de las personas con su cuerpo y su ser hay límites, “los propios de la naturaleza humana y el ser personal”.
Ha recordado a los asistentes de la procesión que en el Congreso de los Diputados existe un proyecto de ley al respecto que quiere “imponer en todos los niveles” esta visión. “Digo imponer, no proponer”, ha recalcado el sacerdote, quien ha asegurado que el proyecto de ley que “casi nadie sabe que existe”, quiere “imponer a todos los niveles y todos los campos esta visión del hombre”.

“Incluye hasta un sistema de vigilancia y de sanciones para quien lo acepte ¿Es propio de un sistema democrático imponer una ideología, sancionar la libertad de expresión? ¿No es esto más propio de una dictadura o una Inquisición?”, se ha preguntado.

Finalmente, también se ha referido a la asignatura ‘Educación por la igualdad’ que se impartirá el curso que viene en Castilla-La Mancha, y que, según él, “adoctrina” sobre esta ideología para cuestionar si respeta el derecho a la educación de los hijos, “¿Respeta esto el derecho a la educación a los hijos que es de los padres antes que de los gobernantes?”, se preguntaba mientras relacionaba la asignatura con la de Espíritu Nacional, impartida durante el Franquismo. “¿No recuerda más bien la asignatura del ‘Espíritu nacional’ que nuestros mayores usaron en la dictadura y que ocurren en todos los regímenes totalitarios que existen?”, ha agregado.

“Los deseos y emociones no son nunca criterios éticos fiables ni están por encima de los derechos, y la opinión de la mayoría tampoco”, culminó el párroco, quien instó a no dejar que se produzca “un verdadero ‘fracking’ humano que dejará heridas tremendas”.

Por favor, que a este señor le diga alguien que nadie tiene derecho a educar a sus hijos en la transfobia, ni en la homofobia ni en el machismo. Que nadie impone nada, que se trata precisamente de la libertad de cada uno para ser como quiera ser y que el índice de suicidios y trastornos se debe precisamente a gente como él que en lugar de ayudar al prójimo como predica la Iglesia, se dedica a fastidiar la vida de los demás.

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político