Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Cornell y el Instituto Politécnico y la Universidad Estatal de Virginia en los Estados Unidos, determinó que sacudir la cabeza para intentar sacarse agua de los oídos puede causar daño cerebral a los niños.

oídos

Según uno de los autores del estudio, Anuj Baskota, el problema se centra principalmente en la aceleración necesaria para sacar el agua del canal auditivo.

“La aceleración crítica que experimentalmente obtuvimos en tubos de vidrio y canales auditivos impresos en 3D fue aproximadamente 10 veces la fuerza de gravedad para tamaños de oídos infantiles, lo que podría causar daño cerebral”, afirmó.

En el caso de los adultos, la aceleración fue menor, ya que los canales auditivos tienen un diámetro mayor.

El volumen y la posición general del agua en el canal también pueden modificar la aceleración necesaria para eliminarlo.

Solución

La presencia de agua en el oído puede causar infecciones y algunos daños, así que será mejor sacarla. Sin embargo, sacudir la cabeza no es la mejor solución.

“Presumiblemente, poner unas gotas de líquido con una tensión superficial más baja que el agua, como el alcohol o el vinagre, en el oído reduciría la fuerza de tensión superficial, permitiendo que el agua se resbale”, sugirió Baskota.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Hay un té super simple que le ayudará a perder peso