Los stupidus peruvianus son responsables de la desbocada corrupción por su incapacidad para discernir, y gritar hasta aquí llegaste presidente accidental, su gobierno tembleque no da para más, los caviares y gente que le rodea hacen lo que les da la gana, porqué? Saben que usted está hasta el cuello con Lava Jato, que su empresa ingenieril fue proveedora de Conirsa, consorcio en la que Odebrecht tenía mayoría. Además, por “Pinocho”.

corrupción

Si pues, mientras “Pantaleón” toca la puerta para que salgan las putas, su ministro de Energía y Minas pública el proyecto de Decreto Supremo que beneficia a empresa. Que de aprobarse la norma, está empresa continúa “Energías Positivas”, que tiene un expediente en trámite, sería la ganadora ya que todo está direccionado. Y usted lo sabe!

Por todas estas nueces “Ron Zacapa” está en el diván de la corrupción, me importa un carajo que a los felpudines les duela mi comentario, lo siento. Soy transparente, no me callo digo lo que pienso, por ello pregunto ¿Cual es la similitud de la podredumbre suprema que sacude nuestro país con las series cotizadas ‘House of Cards”, creada por Beau Willimon (2013) y “Game of Thrones” de David Benioff (2011).

El poder y sus más encarnizados y confidenciales escenarios de lucha, sabe de versiones que tensan el arco de la moral, disparando a sus peores y mejores extremos. Ciencia o ficción? O una exageración?

Por lo menos yo estoy harto convencido que Frank Underwood, protagonista de “House …”, encarnaba por excelencia el propósito y el oficio mismo de la política y el poder, como negocio rentable. Que para los psicoanalistas como Moisés Lamlij, señale ” nos asqueamos de audios porque no nos atrevemos a asumir las responsabilidades que nos tocan”. Tal vez es cierto lo que señala Luis Herrera, que “la sociedad peruana pasa por un derrumbe de valores”.

Acaso los peruanos estamos descubriendo algo nuevo? No. Maquiavelo como predicador de aquello del fin que justifica los medios-queda como un zapato viejo -, la convicción a la postre legitima o dice legitimar, por ejemplo un caso; la podredumbre de los jueces, fiscales, consejeros del CNM, del JNE, presidente de la República, ministros, congresistas que hoy sustentan al poder establecido y a sus privilegiados… ESTAMOS PODRIDOS…

Ya en la guerra con Chile, González Prada, lo señalaba, de su vida pacífica de hacendado y de estudioso paso a la reacción por la derrota y la ignominia. Derrumbó el muro de la hipocresía y le quitó la careta al Perú, con pedagogía medicinal trató de airear las llagas, de ahí su frase:El Perú es un organismo enfermo, donde se pone el dedo brota la pus”.

Y no le faltaba razón, González Prada, era un hombre sin pelos en la lengua, decía lo que pensaba sin hipocresía:

“El Perú necesita hombres
Que no se vendan.
En cuya palabra se pueda confiar.
Que estimen más su conducta que la riqueza.
Que tengan opinión y voluntad propias.
Que sean tan rectos en asuntos pequeños como en los de importancia.
Que estén dispuestos a sacrificar su propio interés por el bien de todos los demás.
Que no busquen ganancia alguna en nada que sea deshonroso”.

Cuanta razón había en sus palabras. Hoy todo sigue igual, la corrupción en nuestro país no es solo un problema de los políticos, ni jueces, ni fiscales o consejeros del CNM, es una pandemia social, nada ganamos con cerrar los ojos y quedarnos callados.

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político