Vizcarra señaló que el “martillo” iba a aplastar al COVID y eso no ha ocurrido. Fallan todas las estrategias al no ser uniforme la toma de muestras moleculares y serologícas.

miden papas con camote. Necesitamos un “combazo” que parta del realismo, por más duro que sea. Aceptar y comunicarle a la población que no habrá vuelta a la “normalidad” después del 10 de mayo. Y usar todos los instrumentos a nuestra disposición, corrigiendo rápidamente cuando corresponda, entendiendo que todo suma.

curva

El gobierno de Vizcarra, recibió aplausos iniciales a pesar de la medida dura y dolorosa pese a que el resultado inevitable del infarto económico que se preveía. Al día 41, de nada valió tantos mensajes diarios que estábamos en el camino correcto para evitar que las calles se llenen de cadáveres por la epidemia, fue palabrería, las cifras son de terror;700 muertos, 25 contagiados, 545 en UCI, 25, 331 casos positivos y 218,195 muestras realizadas. La capacidad de los hospitales está al tope. Ni se venció ni se paralizó el coronavirus, la amenaza que representa para los peruanos, es latente como la corrupción.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Último minuto: Presidente Vizcarra presenta cuestión de confianza
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político