El reloj pasa del mediodía y su estómago empieza a roncar, cuidado, no pierda los estribos con sus compañeros de trabajo.

irritación

En un reportaje publicado por la BBC, La profesora de nutrición Sophie Medlin, del King’s College de Londres, en el Reino Unido, explicó la verdad sobre el hambre y el mal humor.

Según la académica, el estar sin comer durante un largo período de tiempo puede provocar una disminución vertiginosa de los niveles de azúcar en sangre y, por tanto, aumentar la producción de cortisol y adrenalina, también conocidas como hormonas del estrés.

Pero hay más, Medlin explica que mientras el cuerpo necesita urgentemente restaurar la energía las neuronas liberan a los neuropeptidos, sustancias que causan la sensación de hambre en el cerebro. “Los neuropeptidos que provocan el hambre son los mismos que causan irritación, rabia y comportamiento impulsivo. Por eso los individuos tienen este tipo de respuesta”, afirma.

Juegos del hambre. ¿Las mujeres se enojan más que los hombres?

Es un mito. La especialista explica que, bioquímicamente, los hombres son más propensos al fenómeno que las mujeres, y eso ocurre debido a los altos niveles de testosterona, que combinados con los demás factores, pueden causar efectos aún más aparentes.

La verdad es simple, ya sea mujer o hombre, el hecho es que mantener ese clásico período de tres horas entre cada comida (o al menos no saltarse ninguna de ellas) es la mejor solución para que se sienta bien tanto física como psicológicamente.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  The Oganic Effect: Lo que sucede cuando comemos solamente orgánicos