Según los expertos en nutrición, la cerveza es tan saludable como el vino, si se consume de forma moderada. O sea, hasta un vaso al día para las mujeres y dos para los hombres. La diferencia entre los beneficios está en el tipo de bebida: el vino tinto es mejor que el vino blanco. La cerveza artesanal es más beneficiosa que la tradicional. La información es de noticias por Minuto.

cerveza

¿Y cuáles son las ventajas de cada una de ellas? La ciencia explica:

Vino

La fama del vino como una bebida saludable no es nueva. En la década de 1980, los investigadores notaron que los franceses mantenían una dieta más rica en grasas saturadas y colesterol y, sin embargo, tenían tasas más bajas de enfermedades cardíacas y muerte prematura de lo esperado para las personas con dietas grasosas.

Al investigar la alimentación, los científicos llegaron a la conclusión de que el vino era el factor de protección. Una de las primeras investigaciones que confirmó esta tesis fue publicada en 1992. Según el equipo que investigó, el consumo de vino y otros tipos de alcohol podría prevenir o reducir los bloqueos en las arterias. Unos años después, otro estudio descubrió que beber vino reduce el riesgo de muerte temprana.

Ante los resultados sorprendentes, los científicos decidieron investigar por qué el vino es beneficioso. Un trabajo de 2006 identificó una posible causa: el reveratrol. Según el equipo de investigación, la uva está compuesta de polifenoles – sustancias con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Entre los polifenoles más importantes estaría el resveratrol, muy presente en el vino tinto. Debido a este descubrimiento, surgió la creencia de que el vino tinto era más saludable que el blanco.

Seguro te interesa  Flexitariana: La dieta contra el calentamiento global

Cerveza

Más recientemente, los científicos de la alimentación decidieron analizar a los consumidores de cerveza cuya dieta era saludable. Los resultados han demostrado que en cantidades moderadas la cerveza es tan beneficiosa para el corazón como el vino tinto. “El vino tinto ha sido la bebida alcohólica más estudiada. Sin embargo, estudios epidemiológicos y ensayos clínicos recientes muestran relaciones similares para la cerveza”, afirmó Demóstenes Panagiotakos, de la Universidad Harokopio de Grecia, a la revista Time.

Un estudio anterior ya había descubierto que el consumo de cerveza artesanal es mejor para reducir la incidencia de enfermedades cardíacas y diabetes, en comparación con la cerveza tradicional y otros tipos de bebidas alcohólicas, incluido el vino tinto. La explicación de este resultado está relacionada con el hecho de que la versión artesanal no es pasteurizada ni filtrada y, por lo tanto, contiene una mayor cantidad de compuestos vegetales, levaduras, bacterias, vitaminas y minerales con un mayor potencial beneficioso para la salud.

Facebook Commentarios