Un equipo de investigadores de la Universidad Federal de Goiás (Brasil) descubrió que la cera de oído puede utilizarse para diagnosticar diversas enfermedades, incluyendo tumores.

cáncer

Acera puede entonces ser esencial para que el tratamiento se inicie en las primeras fases de la enfermedad, aumentando la posibilidad de curación, ya que el diagnóstico puede hacerse en sólo cinco horas.

El método en el que se utiliza la cera de oído para el diagnóstico de cáncer, tal como ha sido propuesto por tu salud, se denomina cerumenograma y consiste en recoger una pequeña cantidad de cera de oído que se envía al laboratorio para que se evalúen las sustancias que la forman. Se trata de un método económico, rápido y preciso, que presenta ventajas no sólo para la detección del cáncer, sino también para otras enfermedades, pero todavía se necesitan más estudios para validar la técnica.

El sorprendente poder de la cera de oído

La cera de oído, además de actuar como protección contra la entrada de cuerpos extraños en el organismo, contiene una serie de sustancias que son productos del metabolismo, es decir, que pueden indicar cómo funciona el cuerpo, si las células están sanas o si existen células alteradas que producen sustancias diferentes, por ejemplo.

Por tanto, la cera ha sido considerada por los científicos brasileños como una fuente de biomarcadores de la salud del organismo y puede ser útil para el diagnóstico del cáncer, ya que las células tumorales tienen un mecanismo de regulación diferente de las células normales y pueden secretar metabolitos diferentes, que terminan en la cera.

Seguro te interesa  Cómo tener la piel siempre joven?

El estudio

El estudio se realizó tomando 52 muestras de cera de oído de personas diagnosticadas con cáncer y 50 muestras de un grupo de control formado por personas que no padecían la enfermedad. Tras la recogida, el material pasó por un proceso de vaporización y, desde entonces, se colocó en un equipo para poder identificar y separar los metabolitos presentes en la cera.

A partir de los resultados obtenidos, los investigadores pudieron detectar la diferencia entre los compuestos presentes en la cera de oído de los pacientes con cáncer y de las personas que no padecían la enfermedad, observando que había unos 27 metabolitos presentes en el tumor.

Estos 27 metabolitos se encontraron en todos los pacientes con cáncer, en menor o mayor intensidad según el tipo de neoplasia que se presentó. De este modo, estos metabolitos pueden considerarse biomarcadores del cáncer y ser útiles para el diagnóstico precoz de la enfermedad.

 

Facebook Commentarios