Aleph Farms, empresa Israelí de la industria alimentaria, conmemoró el martes (8) que su experimento en la Estación Espacial Internacional (ISS) fue un éxito: cultivaron en el espacio muestras de carne por primera vez en la historia.

carne en el espacio

La primera carne bioimpresa en 3D (con tecnología rusa 3d bioprinting Solutions) creada en el laboratorio espacial es comestible, por supuesto, y se ha cultivado a partir de sólo dos células — en el caso de este experimento, a partir de células bovinas incluso. En la ISS, el proceso imitó la regeneración del tejido muscular de una vaca, y el equipo de astronautas fue capaz de producir un pequeño trozo de tejido muscular bovino.

La bioimpresión funciona de un modo un poco diferente en el espacio en comparación con el proceso que se lleva a cabo aquí en la Tierra. “La maduración de órganos y tejidos bioimpresos de gravedad cero ocurre mucho más rápido que en las condiciones de gravedad de la Tierra. En la Tierra, las células siempre caen hacia abajo; en la gravedad cero, se quedan en el espacio e interfieren una con la otra. La impresión en capa por capa requiere una estructura de soporte, y la impresión en gravedad cero permite que el tejido se cree sólo con material celular, sin ningún soporte intermedio”, explica Yoav Reisler, ejecutivo de Aleph Farms.

La idea de la empresa de producir carne de laboratorio en el espacio se ha dado cuenta del cambio climático que nuestro planeta está sufriendo. La cría de animales para el sacrificio exige grandes cantidades de pasto, agua y energía, lo que contribuye de manera impactante al clima del planeta, y se la considera uno de los villanos “culpables” de los peligrosos cambios climáticos que se están produciendo en este momento.

Seguro te interesa  La inteligencia Artificial (IA) en la ciencia de la nueva era

“Nuestro planeta está en llamas y no tenemos otro. Nuestro objetivo principal es garantizar que permanezca en el mismo planeta azul que conocemos también para nuestras próximas generaciones”, dijo Reisler. Así que, como en el espacio no tenemos decenas de miles de litros de agua disponibles para producir un kilo de carne bovina, la idea de la empresa fue probar la producción de este alimento en la ISS, lo que “marca un paso significativo para alcanzar la visión de garantizar la seguridad alimentaria a las próximas generaciones, mientras preservamos nuestros recursos naturales”, como dijo Didier Toubia, cofundador y CEO de Aleph Farms.

Dentro de unos años, la empresa pretende empezar a ofrecer filetes cultivados en laboratorios aquí en la Tierra a través de lo que ha llamado “bio-granjas”, donde se cultivará la carne. ¡Es esperar y ver!

Facebook Commentarios