Los hombres mayores de 50 años son los objetivos más comunes de este cáncer.
Hablar de enfermedades que afectan a los genitales masculinos, y especialmente sobre el temido examen de próstata, siempre es un momento delicado.

cáncer de próstata

No por lo que se refiere al cáncer de próstata, tanto la adopción de hábitos de vida saludables como la visita regular a médicos especialistas son medidas fundamentales para el mantenimiento de la salud y, en el caso del descubrimiento de un tumor, para que pueda ser tratado lo antes posible.

Los hombres mayores de 50 años son los objetivos más comunes de este cáncer, pero eso no significa que la enfermedad tampoco acometa a personas más jóvenes.

Cuando la próstata es mayor de lo normal, uno de los signos más frecuentes es un aumento de la frecuencia urinaria y la presencia de dolor al orinar.

Mantener una dieta equilibrada y hacer ejercicio físico son medidas protectoras contra esta enfermedad del cáncer. Además, ir al médico regularmente para hacer exámenes de rutina también es fundamental. Pero no es sólo eso.

Según una investigación publicada en el periódico científico europeo Urology, una forma de prevenir el cáncer de próstata es mantener una actividad sexual elevada. Los investigadores analizaron los hábitos sexuales de 32.000 hombres – los que eyaculaban más a menudo eran los que tenían menos probabilidades de presentar tumores de la región de la próstata.

“Constatamos que los hombres con mayor frecuencia eyaculatoria en la vida adulta, en comparación con los menores, tenían un riesgo reducido de ser diagnosticados posteriormente con cáncer de próstata”, explicaron los autores del estudio, en una declaración publicada en el periódico británico The Independent. Los autores afirman también que la investigación demuestra claramente que la eyaculación frecuente es una buena forma de prevenir la enfermedad.

Seguro te interesa  Vitamina C para la cara: beneficios y cómo usar en el día a día

En relación con la frecuencia óptima, los investigadores creen que eyacular al menos 21 veces al mes es suficiente para que actúe esa protección contra el cáncer. Ya en cifras porcentuales, se ha observado que esta frecuencia eyaculatoria disminuye en un 33% las posibilidades de que aparezca la enfermedad.

Sin embargo, todavía no está claro por qué la eyaculación frecuente impacta en un menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata, pero los científicos creen que puede tener que ver con la expulsión de toxinas del cuerpo.

Facebook Commentarios