Connect with us
700x420 Elvia barrios 1 700x420 Elvia barrios 1

Actualidad

Juez manda al tacho concentración de medios del Grupo El Comercio

Published

on

¡Clickear Stars!
(Votos: Promedio: )

700x420 Elvia barrios 1

¿Les llegó la hora a los Miro Quesada”? Juzgado Constitucional declara nula la venta de Epensa al Grupo El Comercio. En el 2013  en pysnnoticias señalaba que algunos ciudadanos se preguntaban si el Grupo El Comercio  podría mantener una línea de principios a favor de la democracia y el Estado de Derecho, en defensa de las libertades civiles, políticas y sociales cuando se vean afectados sus intereses? Casos: Odebrecht, GyM, Lan Chile, Club de la Construcción, por ejemplo.

Los peruanos somos tan ciegos que no nos interesa que en esta transacción comercial  el Grupo El Comercio, protege sus intereses. Qué la  línea imparcial y objetiva respecto a los problemas del país no pueden estar encima de sus intereses. Que Grupo El Comercio, así nos duela  cuenta con todas las armas de la manipulación y acomodo con el poder de turno por la concentración del  80%  de los medios en prensa, sin contar Canal 4 y  Canal N.

Fue el motivo que en el 2013, ocho periodistas pidieron que se anule la compra de acciones de Epensa y Alfa Beta Sistemas por El Comercio.  Ocho años después, el  Juez sentenció que está probado “con toda claridad” que la prensa escrita en el Perú tiene una alta concentración, lo que afecta la pluralidad informativa.

Por ello, el  juez del Cuarto Juzgado Constitucional de Lima, Juan Macedo Cuenca declaró nulo el contrato de compra-venta de acciones entre las empresas Epensa y Abs a Empresa Editora El Comercio por contravenir la Constitución y los tratados internacionales sobre libertad de expresión, información y pluralidad informativa.

Además, considera que el Estado incumplió su obligación de “garantizar pluralidad informativa” con medidas legislativas que limiten el crecimiento empresarial de los medios de comunicación, por lo cual exhorta al Congreso y al Poder Ejecutivo a legislar sobre concentración de medios, propiedad cruzada y transparencia en la propiedad de los medios de comunicación.

En mi columna de opinión en pysnnoticias, señalaba el 2013  solitariamente que los peruanos,  tenemos más de una razón para preocuparnos por el  fallo del  juez Juan Ricardo Macedo Cuenca, del 4° Juzgado Constitucional de Lima, sobre  el “amparo por concentración de medios” planteada por ocho periodistas, por el papel que viene desempeñando el Grupo El Comercio – Empresa Periodística Nacional (EPENSA hoy PRENSMART), y los hermanos Agois Banchero-, en la medida que la Constitución prohíbe los monopolios en los medios., más no la concentración de medios.  

Que la demanda se presentó luego de que el Grupo El Comercio, integrado por los diarios El Comercio, Perú 21, Trome, Depor y Gestión, adquiriera el 54% de las acciones de EPENSA, que conformaba los diarios Correo, Ojo, Ajá y El Bocón, asumió con pana y elegancia el 80% de los medios escritos en el país, afectando la libertad de información y el derecho de los ciudadanos a recibir una información plural, en la medida que existe la concentración de propiedad. Y afecto del mismo modo a los periodistas, pues si uno de ellos, como sucede con los demandantes, es vetado en uno de estos diarios, no puede trabajar en ninguno otro del grupo.

La verdad es que los gobernantes quieren levantar su “ego”, por ello no tocan para nada el sagrado imperio de la comunicación, no les importa que la Constitución diga lo contrario. Grupo El Comercio,  no solamente vende, sino orientan a la opinión pública a través de manipulaciones o desinforma. Tan igual que el gran número de “Grupos Económicos” que controlan casi todos los medios de comunicación en el Perú; Grupo La Republica, RPP, Frecuencia Latina, ATV,  violan los principios editoriales, sin que nadie diga nada.

¿CUÁL BUSQUEDAD DE LA VERDAD? Si consideramos que La primera misión de un medio de comunicación es decir la verdad tan fielmente como la verdad pueda ser comprobada. En la búsqueda de la verdad, los medios NO están preparados para sacrificar sus propias posiciones, si tal cosa es necesaria para el interés público. Con la salida de siempre, que en la China o en la “cochinchina” se da la misma situación, los corruptos, violadores de Derechos Humanos, los genocidas tienen el control de la mente a través de la información.

Galbraith escribió que es posible que «para manipular eficazmente a la gente es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula”.

El dominio y el control sobre las personas y los pueblos se llevan a cabo mediante técnicas de manipulación. Noam Chomsky lo expresa con estas palabras: “La manipulación y la utilización sectaria de la información deforman la opinión pública y anulan la capacidad del ciudadano para decidir libre y responsablemente. Si la información y la propaganda resultan armas de gran eficacia en manos de regímenes totalitarios, no dejan de serlo en los sistemas democráticos; y quien domina la información, domina en cierta forma la cultura, la ideología y, por tanto, controla también en gran medida a la sociedad”.

Que sistemas se emplean: Crear “cortinas de humo” o problemas, después ofrecer soluciones. Este método es también denominado “problema- reacción- solución”. Se crea primero la “cortina de humo” o el problema, una “situación” o también “creación de denuncias” para suscitar una cierta reacción del público, a fin de que este sea el demandante de medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo el caso Bagua: dejar que se desarrolle o intensifique la violencia, la toma de carreteras u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad o policíacas que limiten la libertad, o justifiquen acciones militares.

“Crean una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos, o también lanzar falsas acusaciones”.

La estrategia del “poco a poco” o la degradación progresiva: Para hacer aceptar una medida socialmente inaceptable, es suficiente aplicarla progresivamente, a lo largo de todo un proceso – contar con el apoyo de los medios de comunicación y encuestadoras, para maquillar y manipular-. De esa manera, condiciones socio-económicas radicalmente nuevas han sido impuestas: reconversiones, desempleo masivo, precariedad, flexibilidad, relocalización, salarios que ya no aseguran ingresos mínimos, aborto, eutanasia,… mientras los “Grupos de Poder” y los “corruptos”, se levantan el país en pedazos.

La estrategia del acontecimiento inevitable y la resignación: Otra forma de hacer aceptar una decisión impopular es presentarlo como “dolorosa pero necesaria”, obteniendo el acuerdo del público en el momento para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Deja más tiempo para que la sociedad se acostumbre a la idea de un cambio inevitable y de aceptarlo con resignación cuando llegue el momento. Ejemplo: el apoyo mediático a PPK, para ganarse alguito de la torta publicitaria, La Republica, Diario UNO y Diario 16 apoyaron a Ollanta y “chancan duro” a Alan García, por su cuotas de publicidad.

En la TV: Dirigirse al público en forma pueril:  La mayoría de los programas políticos y noticieros de la TV, realitys, etc,  dirigidos al gran público utilizan un discurso procaz, distractivo, con ciertas dimensiones de violencia para destruir al contrincante sin interesarles la sensibilidad del televidente, provocando:
a) Violencia Física: expresión de fuerza física (con o sin armas), producida de forma intencionada, más allá de que provoque lesiones o no.
b) Violencia Psicológica: acto u omisión cuyo objeto es provocar perjuicio emocional, daño moral o vulneración de la autoestima, la identidad o el desarrollo del individuo (denigración, humillación, inducción al miedo por medio de amenaza o intimidación); incluyendo las manifestaciones de agresión verbal y gestual.
c) Violencia Física/Psicológica: acto que implica la participación convergente de ambas modalidades de violencia.

Esta caracterización incorpora aquellas modalidades en las que la violencia se ve representada de manera “visible” – explícita, manifiesta –, pero no integra la dimensión política o simbólica de la violencia, que se instala en el universo de lo denunciable e invisible. No obstante, integra sí un conjunto de variables que intervienen en la construcción de los distintos escenarios de representación de la violencia televisiva.

Utilizar el aspecto emocional y no la reflexión: “Por medio de hábiles mentiras, repetidas hasta la saciedad, es posible hacer creer a la gente que el cielo es el infierno y el infierno el cielo… Cuanto más grande sea la mentira, más la creen (…) Me valgo de la emoción para la mayoría y reservo la razón para la minoría, así sucesivamente.

Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad: Hacer de forma que el público sea incapaz de comprender el mundo en que vive y los métodos utilizados para su control y esclavitud. Que piense: “NO se puede hacer nada”. Mantenerlo arrinconado en la mediocridad, como un ser inculto, estúpido y vulgar. Para la mayoría hay que darle, mediocridad. La excelencia sólo para una minoría elitista.

Una mentira o una media verdad repetida por un poderoso medio de comunicación, o una institución científica, se convierte en una verdad de hecho; viene a constituir “una creencia”, algo intocable. La propaganda tiende a favorecer no verdades sino “creencias”

Reemplazar la conciencia política por la culpabilidad y el individualismo: Hacer creer al individuo que él sólo es único responsable de su desgracia, a causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en vez de asociarse para luchar, el individuo se auto devalúa y se culpabiliza, lo que genera un estado depresivo que le inhabilita para la acción. Un ejemplo es la aceptación de miles de campesinos o mineros en paro o en la precariedad sin ejercer la mínima protesta. Otro es el auge de un asistencialismo de nuevo cuño que a través de las ONGs canaliza los sentimientos de culpabilidad y contribuye a eliminar la conciencia política de los problemas.

Conocer a los individuos mejor de lo que se conocen a sí mismos: En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una brecha creciente entre los conocimientos del público y aquellos poseídos y utilizados por la élite dirigente. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el sistema ha logrado un conocimiento avanzado del ser humano. Esto significa en la mayoría de los casos que posee un mayor control y un mayor poder sobre las personas que las personas sobre ellas mismas.

Controlar la democracia:  “Un mundo feliz”, de Aldoux Husley imaginaba lo que sería una dictadura perfecta: una dictadura con apariencias de democracia, con individuos genéticamente condicionados. Un sistema de esclavitud basado en el consumo y la diversión, donde los individuos amaran más que a su vida su propia servidumbre, donde ese amor llevara por nombre “libertad”. La manipulación es insostenible sin apariencia de democracia. La democracia real es intolerable para el que busca manipular. Reclamar hoy la democracia real, autogestión, es ilegal. Está prohibido por ley pasar de la “participación”.

Manipular el lenguaje: Donde a la miseria no se la puede llamar hambre, porque el hambre es sólo cuestión de comer. El hambre no es un asesinato político ni un genocidio, aunque deje sin vida a más de miles de peruanos al año, sino un problema de sequía, malos gobiernos y catástrofes naturales. A la condena del trabajo forzado de los niños – en Madre de Dios-, esclavitud infantil, se la llama “trabajo de los niños”. A los pueblos que han sido esquilmados y empobrecidos por el latrocinio de las grandes empresas y los intereses de las grandes potencias y que tratan de salir de la miseria acatando las recetas de los que les han robado, se les llama “en vías de desarrollo”.

A los campesinos o mineros que huyen del hambre se les llama “inmigrantes”. A las personas que buscan trabajo se les llama “mercado de trabajo” o “capital humano”. A las personas que ofrecen sus recursos mentales y físicos en las empresas, se las llama “recursos humanos”. A las ayudas humillantes que dicen prestar los que primero han robado, les llaman “cooperación”. A dar lo que nos sobra, delante de todo la prensa, se les llama “solidaridad”. Al mensajero que destapa la olla de grillos…quieren meterlo preso. Al gobierno hoy lo maquillan con cortina de humo, incendios, y/o accidentes.

Hoy después de 8 años de lucha se dio la sentencia, de 222 páginas, es un extenso alegato jurídico a favor de la libertad de expresión, información y difusión de las ideas, de la necesidad de los ciudadanos de contar con información plural y de la libertad de trabajo de los periodistas, frente a un monopolio empresarial.

Anota el juez, que si bien en una economía capitalista es lícito crecer y adquirir una posición de dominio e incluso llegar a constituirse en un monopolio, en el caso de las empresas periodísticas la libertad de empresa y contratación comercial, debe ceder ante la información y el pluralismo, que son bienes jurídicos superiores.

Las Pruebas: El juez sustenta su decisión en la Constitución Política del Perú, la jurisprudencia desarrollada por el Tribunal Constitucional, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y los tratados internacionales suscritos por el Perú. Los tratados internacionales, recuerda el juez, “obligaba a los Estados a no permitir posiciones dominantes o mercados concentrados en los medios de comunicación, y a los particulares les obligaba a no incurrir en dichas concentraciones, las cuales son -siempre fueron- ilícitas, a la luz del derecho internacional de los derechos humanos.

Fundamento jurídico: En un tercer nivel, el juez explica el marco constitucional y legal internacional que le sirve para sustentar su sentencia. Sobre la Constitución de 1993, considera claves el inciso 4 del artículo 2° referido al derecho de “libertades de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento (…) por cualquier medio de comunicación social, sin previa autorización ni censura ni impedimento algunos” y el párrafo 2 del artículo 61° que indica “las empresas, los bienes y servicios relacionados con la libertad de expresión y de comunicación, no pueden ser objeto de exclusividad, monopolio ni acaparamiento, directa ni indirectamente, por parte del Estado ni de particulares”.

“Los derechos de libre expresión e información y de libertad de competencia no son aislados, su marco es una Constitución que también reconoce el derecho de acceso a la información pública, a la autodeterminación informativa, el derecho a la participación política , el derecho principio del pluralismo cultural, el principio de supremacía de la Constitución, el pluralismo económico , la economía social de mercado, la libertad de empresa, la libertad de contratar, el derecho de los consumidores y el derecho de propiedad”.

Igualmente, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Europea de los Derechos del Hombre y la Carta Africana sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos.

Finalmente, “en la medida que en el presente caso se debate el pluralismo informativo en el contexto de una nación pluricultural como el Perú, consideramos pertinente tomar en cuenta dos instrumentos emanados del órgano especializado de la UNESCO que pone de relieve la defensa del pluralismo en los medios de prensa como garantía para la vigencia de la diversidad cultural: la Declaración de Windhoek y la Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales.

Asimismo, y en la medida que en el presente caso la discusión del asunto tiene que ver con la probable afectación a un derecho fundamental (libertad de expresión) por parte de un grupo privado (grupo empresarial), tomamos en cuenta un instrumento aprobado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y dirigido a las empresas respecto de su obligación de respetar los derechos humanos en cualquier actividad empresarial en el mundo”.

 

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias