Connect with us
aceite de cocina aceite de cocina

Ciencia

Jóvenes transforman toneladas de aceite de cocina usado en jabón y detergente

Published

on

Para llegar al jabón y detergente, el aceite pasa por varias etapas, desde la filtración y decantación, para expulsar todos los residuos, siguiendo después el tratamiento para retirar el olor y el color negro. Los jóvenes esperan convertir a Biodosa en la empresa ecológica más grande del país.

Después de la fritura, el aceite usado sale de la cocina a manos de dos jóvenes caboverdianos, que, de forma artesanal, ya transformaron 7,5 toneladas de ese residuo en jabón y detergente, y que esperan hacer de Biodosa la mayor empresa ecológica del país.

aceite de cocina

smart

Alex Mascarenhas y Deritson de Pina terminaron su licenciatura en Ingeniería Química y Biológica en la Universidad de Cabo Verde (Uni-CV) a principios de 2018 y no perdieron tiempo en poner en práctica las enseñanzas de los años del curso, en particular los principios del reciclaje, que son los cuatro ‘R’: reciclar, Reducir, reutilizar y recuperar.

Y en las investigaciones del mercado, ya con intención de crear la propia empresa, constataron que Cabo Verde es un país “ecológicamente débil”, con muchos residuos, como plástico y papel, en que la solución es quema o depósito en vertedero, dijo a la agencia Lusa Deritson de Pina.

Y también está el aceite de cocina usado, que es aún más contaminante, habiendo los jóvenes encontrado allí el “punto fuerte” para crear Biodosa, empresa que durante el resto de 2018 funcionó de forma experimental, buscando apoyos y realización de estudios, hizo el registro en enero de 2019 y comenzó la actividad oficialmente al mes siguiente.

Según Deritson de Pina, 26 años, había muchas soluciones para el reciclaje del aceite de cocina utilizado, como la producción de velas, aceite de engranajes, combustible, pero “el camino más fácil” fue su transformación en jabón y detergente, dos productos ecológicos y biodegradables.

Y el trabajo en el terreno comenzó con los principales restaurantes de la ciudad de la playa, con presentación del proyecto y recolección de los aceites usados para reciclaje, en un proceso artesanal, que ocurre en la casa del otro socio de la empresa, Alex Mascarenhas.

Filtración, decantación y tratamiento

Para llegar al jabón y detergente, el aceite pasa por varias etapas, desde la filtración y decantación, para expulsar todos los residuos, siguiendo después el tratamiento para retirar el olor y el color negro, describió Deritson de Pina.

“Después iniciamos el proceso de producción, ponemos en una bandeja durante 24 horas para secar, cortamos y damos el acabado para llegar a las tiendas”, refirió uno de los socios de Biodosa, que usa aún la sosa cáustica, una base fuerte para ayudar al aceite a transformarse en jabón, y las esencias naturales son de eucalipto, limón y lavanda. “El proceso es todo artesanal, pero nuestra idea es ser la mayor empresa ecológica de Cabo Verde, tener máquinas, entre otros, y nuestro propio espacio”, perspectivó el ingeniero químico, para quien el hecho de que todavía estén instalados en casa de uno de los socios ayuda a reducir Algunos gastos, pero es diferente de instalaciones propias.

Los primeros’ ensayos ‘ de los productos fueron hechos precisamente con los residentes de Eugenio Lima, donde tienen la instalación provisional, que después de usar el jabón le dieron el nombre de Rendosa, por el hecho de durar por mucho tiempo.

En menos de tres años de funcionamiento, los jóvenes ya recolectaron cerca de nueve mil litros de aceite en restaurante y particulares en la ciudad de la playa, de los cuales reciclaron cerca de 7,5 toneladas, evitando que ese residuo llegue a la naturaleza o a las tuberías de alcantarillado.

Por mes, Biodosa produce un promedio de 1500 jabones de barra y también vende un promedio de mil, a un precio de 40 escudos (0,36 céntimos de euro) en la fábrica y 30 escudos (0,27 céntimos de euro) a los distribuidores, según Deritson de Pina.

A pesar de tener ya varios clientes, entre ellos los principales minimercados de la playa, el Socio de la empresa destacó que todavía hay “mucha resistencia” en Cabo Verde respecto a los productos ecológicos y hechos en el país.

Por eso, además del reciclaje, la empresa apuesta fuerte en la concientización de las personas para la protección ambiental, continuó el joven empresario, recordando que un litro de aceite contamina un millón de litros de agua.

“Son las consecuencias locales y globales que mostramos a las personas. Y hay una consecuencia aún mayor cuando echamos el aceite al mar, causa inundaciones y el calentamiento global, durante el proceso de descomposición, en que consume mucho oxígeno y libera productos como dióxido de carbono y metano, que son perjudiciales para la camada de ozono”, refirió el químico.

Ir más allá de dos aceites

Deritson de Pina, natural del municipio de Santa Cruz, también en la isla de Santiago y residente en Palmarejo, ciudad de la playa, dijo que él y su colega Alex Mascarenhas se sienten orgullosos, porque están poniendo en práctica todo lo que han aprendido y por estar “haciendo algo para el medio ambiente, proteger el medio ambiente”.

Según el ingeniero, por ahora el foco es el reciclaje de aceite, pero Biodosa ambiciona trabajar con todo tipo de residuos para transformarlos en un producto respetuoso del medio ambiente y biodegradable.

Deritson de Pina señaló que la compañía quiere mostrar a las personas que no están comprando sólo un jabón o detergente, sino más bien una causa, que es la protección del medio ambiente, en el que un litro de aceite da para producir siete cubos de jabón.

“Nuestro objetivo es minimizar el impacto ambiental causado por los residuos y concienciar a las personas sobre la ecología, vivir de forma sostenible, lo que debe comenzar allí en casa, separando la basura, reutilizar, entregar en una empresa o ver otra solución para él”, concluyó.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias