El ganador del Festival de Venecia se estrena este jueves en varias partes del mundo. En Estados Unidos, la película está clasificada para mayores de 18 años.

Joker

Cualquiera que dude de la legitimidad de una película que sale del universo de los Comics, es decir, de los comics, de haber ganado un festival tan connotado con el cine de autor como el de Venecia, podrá sacarlas a partir de hoy, con el estreno de “Joker” de Todd Phillips.

Algunos creen que la película fue la excusa que el jurado necesitaba para no darle el león de oro a Roman Polanski, después de las polémicas decisiones de su presidenta, argentina Lucrecia Martel, mientras que otros dirán que estamos ante una visión más adulta y profunda de un personaje abordado normalmente desde una perspectiva puramente de entretenimiento.

Por último, las dos teorías pueden ser correctas. Polanski difícilmente podría salir totalmente victorioso de Venecia 2019 y es cierto que” Guasón “es una variación inteligente, creativa, profunda y aún así espectacular de una figura que ya conocíamos como villano de películas de Batman, como Jack Nicholson deliciosamente creó para el Batman de Tim Burton, y ahora tiene derecho a una película” sólo para sí”.

Bienvenidos, pues, al personaje de Arthur Fleck, un hombre completamente excluido por la sociedad. Sufriendo de traumas de la infancia que lo dejaron con una condición psiquiátrica que a veces lo hace reír compulsivamente, sin razón y sin parar, atacado por marginados cuando intenta trabajar honestamente como hombre-anuncio, despedido de un trabajo como payaso por dejar caer al suelo, en un hospital para niños, un arma ofrecida por un colega para defenderse, viviendo una relación imaginaria con la vecina de al lado, el hazmerreír en una malsucedida carrera en la comedia de stand-up, Arthur Fleck sólo puede ser notado por la sociedad de poder en la que vive a través de una explosión catártica de violencia.

Seguro te interesa  Star Wars Jedi Fallen Order, El Regreso de la fuerza

Dicho así, “Guasón” sufre, sin duda, un exceso dramático que resulta redundante y acumulativo, convirtiéndose en una especie de manual psiquiátrico para villanos.

Pero Todd Phillips no parece el mismo de la trilogía “La resaca”, mostrándose capaz de crear un universo visual de gran riqueza plástica y Joaquin Phoenix encuentra en el Guasón que le propusieron el personaje ideal para dar libre pie a todas sus capacidades histriónicas, en un trabajo que lo llevará seguramente a la carrera para los Oscars

Facebook Commentarios