Si bien la máxima de que somos lo que comemos en el pasado ofrecía un sentido simbólico sobre el efecto de nuestra alimentación sobre nuestra salud, hoy está cobrando un sentido cada vez más literal – y preocupante -.

comida procesada

Los diversos aditivos alimentarios que los alimentos industrializados aportan hoy en día afectan a aspectos profundos de nuestra salud e incluso de nuestra personalidad – y un nuevo estudio realizado con ratas sugiere que tales aditivos pueden tener un efecto directo con el aumento de nuestra ansiedad.

La investigación fue llevada a cabo por científicos de la Universidad Estatal de Georgia DE Los Estados Unidos y publicada en el periódico Scientific Reports.

Al añadir emulsionantes sintéticos (utilizados en galletas, pasteles y margarinas para mejorar la textura y la conservación de los alimentos) en el agua de los roedores, fue posible observar los cambios concretos en el comportamiento de los animales: después de 12 semanas, los machos presentaron respuestas similares a la ansiedad humana, y las hembras han reducido sensiblemente sus interacciones sociales.

comida procesada

El estudio da continuidad a otra investigación anterior, que daba cuenta de una inflamación en el intestino de los roedores al consuman dichos aditivos, y que dicha inflamación se extendía al sistema nervioso – en una conexión entre los dos puntos del cuerpo conocida como “eje cerebro-intestino”, que ver justamente el comportamiento a partir de la alimentación.

Ahora es necesario profundizar el efecto del consumo de tales aditivos en los seres humanos, y comprender mejor ese “eje” – para definir que realmente somos, o actuamos como, lo que comemos.

Facebook Commentarios