El gobernador de California, en los Estados Unidos, ha declarado una situación de emergencia en todo el Estado, donde casi 200.000 personas han sido obligadas a abandonar sus hogares debido a los violentos incendios.

llamas

Al mismo tiempo, millones de personas en ese Estado se quedaron sin electricidad después de que el mayor proveedor de electricidad cortara la energía para evitar más incendios.

El gobernador Gavin Newsom explicó en un comunicado que las autoridades están utilizando “todos los recursos disponibles” para combatir los incendios, uno de los cuales es de gran intensidad en la región vinícola del Norte de California, impulsado por fuertes vientos.

El humo de un segundo incendio en el área de la bahía de San Francisco llevó al corte temporal de un puente.

Las llamas llegaron peligrosamente cerca de las casas de Vallejo y, en el sur, un incendio en el área de Santa Clarita, cerca de Los Ángeles, destruyó 18 infraestructuras y amenazó casas.

La mayor desocupación tuvo lugar en el Condado de Sonoma, donde se aconsejó a 180.000 personas que hicieran las maletas y se fueran.

El temor de que los vientos pudieran soplar chispas y esparcir el fuego por una gran carretera llevó a las autoridades a aumentar las órdenes de retirada en la zona de Santa Rosa, una ciudad de 175.000 habitantes devastada por un incendio forestal hace dos años.

Las últimas órdenes de retirada surgieron después de que Pacific Gas & Electric apagara la energía a 2,3 millones de personas en 36 municipios desde el sábado por la noche.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Miles de personas hicieron cola para despedirse de George Floyd