Los pacientes con una adicción grave reciben implantes cerebrales para ayudar a reducir sus deseos.

Ya se han empezado a utilizar implantes cerebrales para combatir la toxicomanía, avanza la BBC.

drogadicción

Gerod Buckhalter, de 33 años, lucha contra el abuso de sustancias desde hace más de una década y, después de muchas recaídas y sobredosis, fue operado el pasado 1 de noviembre en el West Virginia University Medicine Hospital. Según la misma publicación, hay tres voluntarios más que se someterán a cirugía.

El responsable de la cirugía fue el doctor Ali Rezai quien describió el dispositivo implantado como el marcapasos para el cerebro.

Según la BBC, la operación comienza con los médicos haciendo un pequeño orificio en el cráneo para insertar un diminuto electrodo de 1 mm en el área específica del cerebro que regula impulsos como dependencia y autocontrol. Una batería se inserta bajo la clavícula, y la actividad cerebral será monitoreada a distancia durante dos años por un equipo de médicos, psicólogos y especialistas, para intentar averiguar si los deseos disminuyen.

La llamada estimulación cerebral profunda (DBS) fue aprobada por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos para el tratamiento de una serie de problemas, incluyendo la enfermedad de Parkinson, epilepsia y trastorno obsesivo-compulsivo. Pero esta es la primera vez que se aprueba el DBS para combatir el consumo de drogas.

A la BBC, Ali Rezai explicó que ” este tratamiento es para aquellos que han fallado en todos los otros tratamientos, ya sean medicamentos, terapia conductual o intervenciones sociales. Es una prueba muy rigurosa, supervisada por expertos en ética y reguladores y muchos otros órganos de gobierno”.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  ¡Nunca "atrape" a un estornudo! Entienda el motivo