Hoy empecé mi día pensando en que hace dos semanas atrás me preocupaba por la ropa que me pondría al día siguiente para ir a trabajar, por tener el maquillaje perfecto y los zapatos ideales que combinaran con mi “outfit” del día. El viernes era mi día más esperado y así, poder salir con mis amigas luego del trabajo. Evitaba las reuniones en el trabajo para poder llegar a tiempo al gimnasio y sentir que mi día había sido un total éxito. El arreglo de mis pestañas era esencial cada dos semanas, mantener mi cabello era una necesidad e irme a que me pinten las uñas era parte de mi rutina mensual.

Han pasado dos semanas exactamente y ya no me preocupa que evento hay el fin de semana o si mis medias tienen par. Algo está cambiando dentro de mí, mi manera de pensar ya no es igual. No conocía nada de mí. Estas dos semanas he descubierto gustos, metas y sueños que había dejado enterradas en mi niñez. Cada día me enamoro más de la persona que estoy conociendo y que por el ajetreo diario de la vida deje a un lado. En este tiempo muchos aprenderemos nuevas cosas, pero sobretodo, cosas de la persona más importante que se tiene en la vida: Tú mismo.

Fuente: https://images.app.goo.gl/wAQ6N1DXH7D5tRPA7

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Celebra tus pequeños logros
>Soy ex seleccionada nacional de Muaythai. Gracias al deporte pude conocer 14 países, en los que compartí y aprendí mucho de diferentes culturas. >Soy amante de las artes marciales y deportes de contacto. >Tengo una licenciatura en Nutrición Integrativa y estudio Administración de Recursos Humanos. >Sobretodo, soy la chica que escribe en rosado<