Un hombre sano de 63 años murió recientemente de un shock séptico con insuficiencia de múltiples órganos después de ser lamido por su perro mascota.

lamida de perro

Según el artículo publicado en octubre en la revista especializada European Journal of Case Reports in Internal Medicine, el hombre contrajo una infección causada generalmente por pinchazos, que tiende a matar sólo a personas con sistemas inmunológicos comprometidos, alcohólicos o personas que han extirpado quirúrgicamente el bazo.

El hombre, originario de Alemania, empezó a sentirse mal cuando experimentó síntomas similares a la gripe, como fiebre y falta de aliento. Sin embargo, al tercer día desarrolló manchas de color púrpura en la cara causadas por vasos sanguíneos rotos bajo la piel y dolor en las extremidades inferiores.

Cuando se dirigió al hospital, cuenta el IFLScience, los médicos también notaron hemorragia bajo la piel de las piernas. Los expertos sospechaban que podría tener meningitis, pero faltan algunos síntomas característicos, como dolor de cabeza y rigidez en el cuello.

Los análisis de sangre mostraron un bajo número de plaquetas y glóbulos blancos y signos de sepsis, y se transfirieron a la unidad de Terapia Intensiva. El hombre también tenía problemas de hígado y riñones y no podía orinar.

El varón ha sido diagnosticado con sepsis y púrpura fulminante-manchas sanguíneas potencialmente mortales causadas por la coagulación de la sangre en pequeños vasos debajo de la piel. Los médicos le administraron antibióticos para cubrir varias infecciones, pero su condición siguió deteriorándose. El corazón se detuvo, pero el hombre fue resucitado e intubado con éxito, para que su respiración se controlara mecánicamente. Su presión sanguínea estaba muy baja.

Seguro te interesa  10 cosas que debes saber sobre la grasa

Al cuarto día, el culpable finalmente fue identificado. El hombre fue infectado con Capnocytophaga canimorsus, una bacteria encontrada en la boca de gatos y perros. A pesar de recibir varios antibióticos, el hombre murió 16 días después del primer tratamiento.

Los autores señalan que este es un suceso raro, observando que la infección ha sido reportada casi siempre en personas inmunodeficientes. De esas, una cuarta parte de la gente murió. Además, las infecciones graves sin ser mordido por un animal son extremadamente raras.

No obstante, los investigadores escriben que “los propietarios de animales con síntomas similares a los de la gripe deben solicitar urgentemente asesoramiento médico cuando sus síntomas superen los de una infección viral simple”, como problemas respiratorios graves o sangrado bajo la piel.

Los Médicos que se enfrenten a pacientes con estos síntomas deben investigar inmediatamente la posibilidad de contacto con gatos y perros e iniciar el tratamiento con antibióticos, incluso antes de un diagnóstico concluyente.

Facebook Commentarios