Un informe producido por la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) durante la II Guerra reveló que Adolf Hitler era un “sadomasoquista con rasgos homosexuales” y que habrá vivido en un albergue gay, en Austria.

De acuerdo con el Daily Mail, el documento fue elaborado por Henry Field, un antropólogo de la Oficina de Servicios Estratégicos – antecesor de la actual CIA -, que tenía como principal objetivo “buscar toda la información que pudiera encontrar sobre los altos funcionarios alemanes, incluido el propio Hitler”.

El documento, con cerca de 70 páginas, ha sido elaborado durante la 2.ª Guerra Mundial, destinado a ofrecer al Presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt el máximo de información posible sobre el enemigo.

De acuerdo con la SputnikNews, el expediente fue muy completo, abordando diversos temas, desde su infancia, hasta su dieta y música favorita. Sin embargo, fueron los detalles de su vida íntima y sexual que llamaron más la atención.

Bosquejo biográfico del dictador nazi, el antropólogo revela que la información que recogió lo lleva a creer que Hilter era “un tipo de hombre sadomasoquista y, posiblemente, hasta con algunos rasgos homosexuales”, escribió Field en el informe.

La mayoría de la información obtenida sobre la vida íntima de Hitler vino de Ernst Sedgwick Hanfstaengl, un alemán de ascendencia americana amigo y hombre de confianza del dictador a lo largo de toda su ascenso entre los años 1920 y 1930.

El documento ahora divulgado por la prensa señala además que Hitler vivió en el albergue solo para hombres entre 1910 y 1913, en el distrito austríaco de Brigittenau. La pensión, reveló Hanfstaengl, tenía la reputación de ser un lugar donde los hombres más viejos buscaban jóvenes en busca de placeres homosexuales”.

A pesar de las revelaciones del antiguo hombre de confianza del líder alemán, no hay evidencias de la implicación de Hitler en estos encuentros.

Relación íntima con Rudolf Hess

De acuerdo con el informe de los Servicios Estratégicos, que data de 1943, había rumores de una atracción sexual entre Hitler y su brazo derecho, Rudolf Hess. El documento detalla también que Hess habría asistido a bailes “vestido con ropa de mujer” y, por eso, habrá sido apodado “Fraulein Anna” por sus compañeros de partido.

La información revela también que Hitler y Hess, cuando fueron detenidos en la década de 1920, tenían una relación que puede “haber llegado al sexo”, nota a Sputnik.

Sintéticamente, escribió Field al final del documento, “la vida sexual de Hitler era doble, tal como su perspectiva política”. En la política, “es tanto socialista como un ferviente nacionalista” y, lo mismo ocurre con su vida personal, en la que “tanto el hombre como la mujer, tanto homosexual como heterosexual”, concluyó el antropólogo.

Facebook Commentarios