Connect with us
hipertensión hipertensión

Vida y Estilos

Hipertensión es el doble de frecuente en personas con esta enfermedad crónica

Published

on

Con el fin de conmemorar el Día Mundial de la hipertensión Arterial, que se está celebrando hoy, 17 de mayo, subrayamos que la hipertensión es significativamente más común entre los que padecen diabetes. Alertando de que el papel del paciente es crucial en la prevención de posibles complicaciones.

hipertensión

“La hipertensión arterial en la diabetes presenta características específicas, con una mayor prevalencia de hipertensión nocturna, lo que aumenta el riesgo de acontecimientos cardiovasculares. Es fundamental que prestemos atención a la variabilidad tensional del paciente diabético, así como al perfil glucémico del paciente con hipertensión arterial”, explica Pedro Matos, médico cardiólogo de la APDP, en un comunicado enviado a las redaciones.

“Para ello es esencial optimizar el control de los niveles tensionales mediante mediciones ambulatorias periódicas, razón por la cual el proceso de educación terapéutica del paciente, realizado por los profesionales sanitarios que lo siguen, es un punto clave para alcanzar objetivos de control. Sensibilización, enseñanza, simplificación del esquema terapéutico, selección y ajuste de fármacos basados en la individualización del riesgo. Cada caso es un caso”, continúa.

Según la combinación, la diabetes es una enfermedad grave que no debe subestimarse en absoluto y es una de las principales causas del desarrollo de la enfermedad renal, como la hipertensión arterial.

Juntas, estas enfermedades representan una probabilidad significativamente mayor de que se produzca insuficiencia renal terminal.

Además, la insuficiencia renal es en sí misma un elemento de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardíacas, incluidos los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares.

“Debemos explicar adecuadamente a las personas con diabetes cómo se puede hacer una prevención más eficaz. Los valores de presión arterial deseables en esta población son inferiores a los de la población en general, por lo que se requieren formas de intervención estructuradas y múltiples, tanto en la modificación del estilo de vida como en la combinación de varios fármacos para lograr cierto grado de eficacia. El propio paciente debe ser sensibilizado y educado para adoptar estas medidas, hacer su autocontrol regular e interactuar con los profesionales de la salud para un ajuste terapéutico”, dice Pedro Matos.

Para el cardiólogo, dos son los principales actores en este proceso que trata con dos enfermedades crónicas debilitantes:”la persona con diabetes, debidamente instruida para un autocontrol de su diabetes y su presión arterial, y el profesional sanitario, capaz de definir el nivel de riesgo, la selección de medicamentos para cada uno y el ajuste terapéutico según los resultados”.

Por lo que se refiere tanto a la diabetes como a la hipertensión, el presidente de la APDP, José Manuel Boavida, advierte también de la pandemia de Covid-19 y de que estos dos grupos de pacientes son más susceptibles a una posible infección y, por lo tanto, deben tener un cuidado mayor.

 

 

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias