Debbie Rowe, ex esposa de Michael Jackson y madre de los dos hijos mayores de cantor, París y Prince Jackson, de 20 y 22 años, respectivamente, reveló que nunca tuvo relaciones sexuales con el cantante y que sus hijos fueron concebidos por inseminación artificial.

Michael Jackson

“Fui a lo que llamamos clínica médica. Me embarazaron como a las yeguas. Fue muy técnico. Yo era su pura sangre. Michael era divorciado, solitario y quería hijos. Así que le dije: “voy a tener sus bebés.”Regalar mi útero fue un regalo. Fue algo que hice para mantenerlo feliz”, explicó Debbie Rowe a The Sun.

La antigua enfermera se involucró con el rey de la música pop en 1996, cuando trabajaba en una clínica dermatológica del famoso médico estadounidense Arnold Klein, quien en ese momento se ocupaba de los cambios de color de la piel de Michael Jackson. Se casaron en Sydney, Australia, tres meses después de que el cantante se divorciara de Lisa Marie Presley.

En 2013, Mark Lester, un actor amigo del rey de la música pop, aseguró que donó esperma para la concepción de los dos hijos mayores de Michael Jackson.

Los estadounidenses han vuelto a hablar en las últimas semanas después del estreno del documental leaving Neverland de HBO, que revela presuntos abusos sexuales de Michael Jackson.

Facebook Commentarios