Hemorragia cerebral: síntomas, causas y posibles secuelas

0
41

Hemorragia cerebral: síntomas, causas y posibles secuelas

La hemorragia cerebral es un tipo de accidente vascular cerebral (AVC), también llamado derrame cerebral, en el que se produce sangrado alrededor o dentro de la cerebro por cuenta del rompimiento de un vaso sanguíneo, generalmente un arteria del cerebro. Más información sobre el AVC hemorrágico.

Es un acontecimiento grave, causado generalmente por un fuerte golpe en la cabeza, que puede llevar a la persona a un estado de inconsciencia profunda, lleva sensación de náusea, vómito, disminución de ritmo cardíaco y pérdida del equilibrio.

El diagnóstico es hecho por pruebas de imagen, como la tomografía computarizada, resonancia magnética y radiografía con o sin contraste. En otros casos, el médico puede solicitar revisión radiográfica de espalda.

El tratamiento de la hemorragia cerebral es generalmente quirúrgico, y tiene como objetivo sacar la sangre y el coágulo para disminuir la presión dentro del cerebro causado por el sangrado.

Principales síntomas

Los síntomas de la hemorragia cerebral dependen del tamaño del sangrado y en general son:

  • Dolor de cabeza fuerte y repentina que puede durar días;
  • Adormecimiento o sensación de entumecimiento en cualquier parte del cuerpo;
  • Vómito;
  • Pérdida del equilibrio;
  • Temblor en las manos;
  • Disminución del ritmo cardíaco;
  • Debilidad generalizada;
  • Hinchazón de la parte del nervio óptico, que puede resultar vista oscura por unos segundo, disminución del campo de visión o ceguera;

En condición más graves aún puede haber crisis epilépticas repentinos o pérdida de consciencia profunda y prolongada en que la persona no es capaz de responder a estímulos.

¿La hemorragia cerebral deja secuelas?

Después de la hemorragia algunas personas pueden tener secuelas, como dificultad para hablar, tragar, caminar, realizar actividades del día a día o que pueden quedar paralizadas.

Así que hay la aparición de los primeros síntomas de la hemorragia cerebral, se debe ir inmediatamente al médico para que el tratamiento pueda ser iniciado, ya que la gravedad de las secuelas depende del grado de sangrado.

La mejor manera de evitar la ocurrencia de la hemorragia cerebral y, por lo tanto, sus secuelas, es realizando actividades físicas y con una alimentación sana y balanceada, baja en grasa y sal.

Causas de la hemorragia cerebral

La principal causa de la hemorragia cerebral é el traumatismo craneal, pero há además otras condiciones añón que pueden favorecer el sangrado, como:

  • Presión alta;
  • Factores genéticos;
  • Consumo de alcohol;
  • Uso de drogas, como cocaína y anfetamina;
  • Angiopatía, que es la inflamación de los pequeños vasos del cerebro;
  • Contaminación de la sangre, como trombocitemia y hemofilia, lo que dificulta el proceso de coagulación;
  • Uso de anti coagulantes, ya que dificultan la coagulación, lo que puede favorecer las hemorragias;
  • Tumores cerebrales.

Otra causa común de la hemorragia cerebral es el aneurisma, que es la lesión de un vaso scarbuncoíneo. Esta lesión hace que las paredes de este vaso se hagan largas y frágiles, pudiendo romper en cualquier momento, habiendo sangrado.

El síntoma más común de aneurisma es el dolor de cabeza. Algunas personas informan de sentir la cabeza caliente, como si estuviera habiendo algún tipo de fuga. Obtenga más información sobre los signos y el tratamiento del aneurisma cerebral.

Como hacer el diagnóstico

El diagnóstico debe hacerse con la realización de exámenes de imágenes, como la resonancia magnética, la tomografía computarizada y la angiografía con o sin contraste.

La resonancia magnética permite visualizar el edema alrededor de la lesión y, así, se puede saber el grado de la lesiones. La tomografía computarizada es importante para que el médico pueda comprobar si la hemorragia y, así, diferenciar el AVC hemorrágico del ICTUS isquémico. Vea lo que causa el accidente cerebrovascular y cómo evitar.

La angiografía es el examen de diagnóstico que facilita la ver el del interior de los vasos sanguíneos, pudiendo ser evaluada a la forma, el ría de mal-formañón y tambiém diagnosticar el aneurisma, por ejemplo. Entienda como í a hecho y para que sirve la angiografía.

Algunas personas con hemorragia cerebral, sin embargo, tienen resultados normales en la ressonáncia magnética o tomografía computarizada. Por eso, el médico puede solicitar la realizañón de una punñón lumbar, que é la retirada del líquido cefalorraquídeo del hueso de la cadera, para poder evaluar el LCR, já que en la hemorragia cerebral si tiene sangre en el LCR.

Cómo tratar

El tratamiento para la hemorragia cerebral normalmente é hacer con una cirugía para retirar la sangre y el coágulo y disminuir la pressón dentro del céb causada por el sangrado.

La cirugía puede ser indicado por médico, el tratamiento con medicamentos para controlar la presión, las convulsiones y posibles infeciones. En los casos más graves puede indicarse la realización de transfusión sanguíneas.

Para mejorarar la calidad de vida de paciente con hemorragia en el cerebro y evitar lesión es importante ir al fisioterapeuta o terapeuta ocupacional.

Tipos Principales de una hemorragia cerebral

El exceso de sangre irrita el tejido cerebral y lleva a la formación del edema, que es el acumulo de líquidos. El exceso de sangre y de líquidos aumentan la presión sobre el tejido cerebral, disminución de la circulación de la sangre por el sistema nervioso y provoca la muerte de las células cerebrales. La hemorragia cerebral puede ser clasificada de acuerdo con el lugar que se produce en:

1. Hemorragia intraparenquimatosa o intracerebral

Este tipo de hemorragia es más probable de ocurrir en las personas mayores y es cuando el sangrado es dentro del cerebro. Es ell tipo más grave, pero también más común en la población. por lo General se produce por cuenta de tumores, disturbios de la coagulación y vasos mal formados.

2. Hemorragia intraventricular

La hemorragia intraventricular sucede en los ventrículos cerebrales, que són cavidades del cía de b en el que se produce la producciñón de la líquido cefalorraquídeo. Este tipo de hemorragia se produce normalmente en recía m-nacidos prematuros en las primeras 48 horas após el nacimiento, y que han tenido alguna complicañólogo al nacer, como la síndrome de las molestias respiratórío, en el que el dé nace con los pulmón inmaduros, pressón arterial alta, y el colapso pulmonar, que é una complicañón el respiratóría en la queón há paso de aire suficiente. Más información sobre el colapso pulmonar.

3. Hemorragia subaracnóidea

Esta hemorragia suele ocurrir por cuenta de la rotura de un aneurisma, pero también puede ser el resultado de una caida, y es que se caracteriza por el sangrado entre dos capas de las meninges que protegen el sistema nervioso central. La hemorragia subaracnóla generalmente ocurre en personas entre 20 y 40 años.

4.  Hemorragia subdural

La hemorragia subdural sucede  entre las capas dura-mátener y aracnóid de las meninges y es el resultado más frecuente de un trauma.

5.  Hemorragia epidural

Este sangrado ocurre en el cráneo, y es más común de suceder en niños y adolescentes como consequéncia de fractura en el cráneo.

Facebook Commentarios