El té es la bebida más consumida del mundo y hay varias razones para esto. Es reconfortante, calienta las manos en los días fríos, puede ayudar a curar los resfriados y hasta a dormir mejor.

Sin embargo, hay una característica que lo ha convertido en aún más popular: la capacidad de hacernos adelgazar. El té de menta ha sido una de las versiones más utilizadas.

Beneficios del té de menta

“Presenta un valor calórico muy bajo y esto lo convierte en un buen aliado para aquellos que quieren perder peso. Por no hablar de que es una bebida que puede ayudar en la hidratación. Y también puede servir de ingrediente para dar sabor a los pasteles o tortas”, revela a la NiT de la nutricionista María Gama.

Esta planta cuenta con cerca de 44 calorías por cada 100 gramos. Si pensar en una porción de 235 mililitros, preparados con sólo dos hojas, frescas o secas, estará ingiriendo sólo dos calorías.

Más: sustituir la taza de café con azúcar, que contiene alrededor de 29 calorías, el té de menta, puede ahorrar hasta un 27 calorías. En una semana, esto da un total de menos 189 calorías. Si pensamos en un mes con 31 días, el valor pasa a 837. Lo mismo se aplica al tan popular zumo de naranja que, en exceso, puede hacerlo ingerir cantidades excesivas de azúcar y echar a perder la dieta. Es importante variar y elegir las opciones que ayuden más en el objetivo final.

El hecho de que el té contiene fibras es otra de sus ventajas. Así, puede ayudar a mantener la sensación de saciedad, cuando se combina con otros alimentos saludables.

Sin embargo, la verdad es que este té es un gran aliado para la salud en general. Por ejemplo, sabía que esta versión no sólo es un buen digestivo, ayuda a eliminar toxinas?

“La menta también es utilizada muchas veces para combatir el malestar gastrointestinal, problemas de estómago, tos y náuseas, por ejemplo”, dice a la NiT de la también autora del blog “te Pone en la Línea”.

La especialista revela, además, que el aceite presente en esta planta tiene una actividad anti-microbiana, lo que quiere decir que puede ayudar en el tratamiento de dolores de garganta. Además, tiene propiedades calmantes, ayudando a aliviar el estrés y dormir mejor.

“Las hojas de menta pueden ser utilizadas de diversas formas, desde el enteras, partidas, secas, molidas o congelados.”

Obviamente, no es la acción aislada del té que le puede hacer perder peso. Sin embargo, si se combina con una alimentación sana y variada, así como la práctica de ejercicio físico, puede ser una ayuda extra debido a su composición nutricional.

 

Facebook Commentarios