El entrenamiento en ayunas es un tema muy polémico entre los expertos: unos dicen que la práctica es favorable para el adelgazamiento, mientras que otros sostienen que la costumbre hace daño al cuerpo. Y una nueva investigación realizada por expertos de la Universidad de Northumbria (Reino Unido) promete “calentar” el debate.

ejercicios

Un equipo de investigadores reveló que practicar ejercicio antes del desayuno puede quemar hasta un 25% más grasa. Esto se debe a que, según los expertos, El entrenamiento realizado después de una noche de ayuno requiere combustible para el esfuerzo, que se extrae así de las reservas de grasa ya existentes, que es la que se pretende eliminar.

Según el periódico británico Daily Mail, La investigación fue publicada en el periódico British Journal of Nutrition para evaluar si el ejercicio en ayunas aumentaba el apetito al final del día.

A efectos del estudio, 12 hombres activos fueron sometidos a una sesión de paso de peatones a las 10: 00 horas en ayunas o después de desayunar. En ambas situaciones, ingirieron un batido de chocolate para recuperar algunos nutrientes después de la actividad. Al final del día, los voluntarios cenaron pasta, y se les dijo que comieran hasta que se sintieran cómodamente saciados.

Después de analizar el comportamiento de los participantes, los expertos descubrieron que entrenar por la mañana no aumenta el apetito a lo largo del día, aunque el entrenamiento haya tenido lugar en ayunas. Además, observaron que la quema de grasa fue un 25% mayor entre los que se ejercitaron en la cinta con el estómago vacío.

Seguro te interesa  Cinco infusiones que ayudan a aliviar el dolor menstrual

No obstante, los investigadores subrayan que quien decida practicar deporte con el estómago vacío debe consultar primero a un médico o nutricionista para analizar el perfil del individuo y determinar si el método es o no aconsejable.

Facebook Commentarios