Muchos colegas esperan lo imposible, de Gustavo Gorriti -el encargado de desacreditar a los adversarios del gobierno, a los que plantean objeciones al acuerdo que han firmado en Brasil el 15 de febrero los fiscales y Odebrecht– haga algún comentario sobre los actos de corrupción de sus amigotes Ollanta, Nadine, Susana Villarán a quienes apoyó y no gratis.

Gorriti Es como pedir peras al olmo, no existe ninguna posibilidad, Gorriti trabaja para Odebrecht y la empresa brasileña es inmensa, extranjera, que genera un tráfico colosal, con muchos empleados, le importa un rábano que esté comprometida en actos de corrupción, al final paga todo “trabajito”.

Gorriti, pertenece curiosamente al grupete de periodistas que aparecen en su relación profesional -con exposición pública-, que han mantenido relaciones de trabajo con Odebrecht y que ahora, por convicción o cualquier otra razón, permanecen mudos…

En suma, que esperan? que les diga su vela verde a los corruptos de izquierda? resalte el coraje de la Tía vaga de reconocer su error… ? imposible, Gorriti está estrechamente vinculado a funcionarios y ex funcionarios de Odebrecht, que lo abastecen de municiones para atacar a los críticos de las empresas brasileñas y no para atacar las “coimas” , no nos hagamos nosotros sabemos quiénes son los que lavan la bandera.

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político