Un miembro de la tribu Guajajara fue asesinado y otro sufrió heridas graves el viernes por la noche durante una emboscada que fue hecha por madereros armados en el Amazonas brasileño.

líder indígena

Líder indígena Paulo Paulino Guajajara, uno de los llamados Guardianes de la selva, un grupo de indígenas dedicado a proteger la selva amazónica de la destrucción medioambiental, fue asesinado por un grupo de invasores de las tierras indígenas Arariboia, en el estado de Maranhão. Otro líder de la tribu Guajajara, Laércio Souza Silva, resultó herido y un leñador ha desaparecido.

Según la versión de la Tribu, “el enfrentamiento partió de una emboscada” en el Condado de Buen Jesús de las junglas.

A Folha de São Paulo el indigenista Carlos Travassos, un conocido de Laércio (alias Tainaky), cuenta lo que oyó del guardián del bosque: “cuando llegaron a la región conocida como Cascudo fueron sorprendidos por no indígenas armados. Trataron de relevar a los indígenas y resultó que hubo un tiroteo.”

“Los guardianes Paulino y el comercio habían abandonado el pueblo para buscar agua cuando fueron rodeados por al menos cinco hombres armados” que habían disparado contra los indígenas, se lee en un mensaje de la Secretaría difundido en la red social Twitter.

Miembros del programa de protección de defensores de los derechos humanos y equipos de seguridad armados han sido enviados a la región para investigar lo ocurrido.

Seguro te interesa  Maduro paraliza Venezuela por 48 horas más

Según la organización no gubernamental Survival International, “al menos tres guardianes han sido asesinados y muchos de sus parientes también han sido asesinados por madereros y grilleros (usurpadores que falsifican documentos para tomar posesión de tierras) que invaden su territorio, la Tierra Indígena Arariboia, que ahora es la última zona de bosque que queda en la región”.

Survival International escuchó al comercio (Tainaky) quejarse de la política de tierra quemada autorizada por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Los autodenominados guardianes de la tribu guajajara (una de las más numerosas en Brasil) son unos 180 y actúan contra campamentos de madereros que se dedican a quemar y a talar árboles ilegales.

La periodista Sonia Bridi, que hizo un reportaje para Globo sobre los Guardianes Del Bosque en julio, recuerda que la tribu ha estado pidiendo ayuda durante meses. “La incapacidad del Estado de cumplir su papel combatiendo a los criminales llevó a esa tragedia.”

La Asociación medioambiental Greenpeace repudió lo ocurrido y pidió al gobierno de Brasil que actuara para evitar “más conflictos y más muertes” en esa región.

Seguro te interesa  Atala se acoge a confesión sincera y culpa a Alan por Odebrecht

Además de Guajajara, Arariboia tiene una tribu sin contacto, Los Awá-guajá. Según Folha de São Paulo, Las invasiones a este territorio se han intensificado desde enero, lo que ha llevado a la creación de los Guardianes Del Bosque, en un conflicto asimétrico entre pequeños grupos de defensa y los invasores que quieren tomar las tierras.

 

Facebook Commentarios