Google habrá tenido acceso a los registros médicos de millones de estadounidenses, sin el consentimiento de pacientes y médicos, y el Wall Street Journal está en marcha a principios de esta semana.

Google

El WSJ afirma que la tecnología ha recibido una gran cantidad de Registros médicos de Ascension, el segundo mayor sistema de salud disponible en los Estados Unidos. Alphabet, propietaria de Google, es socio de Ascension, proporcionando servicios cloud – la empresa es incluso el mayor cliente de la tecnología en el ámbito de la salud. Estos registros, procedentes de 21 Estados, contienen una gran cantidad de información, como resultados de exámenes, diagnósticos y registros de hospitalización, además de información como los nombres y fechas de nacimiento de los pacientes. El periódico estadounidense también señala que este intercambio de información se ha producido sin el conocimiento de médicos o pacientes.

Estos datos habrán sido recogidos para “alimentar” un proyecto de Google, con un nombre clave “Project Nightingale”, avanza la WSJ. El periódico también señala que al menos 150 trabajadores de Google tienen acceso a estos registros de millones de personas. De lo poco que se sabe de este proyecto, la idea de la tecnología estará vinculada al desarrollo de un nuevo software con recursos de inteligencia artificial.

La noticia del WSJ pone de manifiesto la preocupación por el acceso y la recogida de datos sin el consentimiento del propietario de la información en cuestión. Aunque en Europa existe el RGPD (Reglamento General de protección de datos), en el que la información médica se clasifica como información sensible, en los Estados Unidos esta práctica de compartir datos de salud sin consentimiento es algo habitual en los hospitales y clínicas.

Seguro te interesa  Google Play Store: 13 aplicaciones Premium que están gratis ahora!

LA Health Insurance Portability and Accountability Act (HIPPA) permite a los hospitales compartir datos y registros médicos de los pacientes con socios comerciales, sin necesidad de advertirles.

En los últimos años, las grandes tecnologías han tenido un interés creciente por el mundo de la salud y el bienestar. Uno de los ejemplos de Google es la reciente adquisición de Fitbit, con muchos señalando la gran cantidad de datos disponibles como un atractivo para el negocio. Apple también tiene acceso a varios datos médicos que han sido utilizados a lo largo de los años para alimentar la investigación de varios proyectos relacionados con Apple Watch, como la investigación relacionada con enfermedades cardiovasculares.

Facebook Commentarios