Un análisis de la empresa de seguridad informática Kaspersky Lab muestra que la serie Game Of Thrones fue, en 2018, responsable del 17% de todo el contenido pirata infectado en todo el mundo.

Game Of Thrones

El primer episodio de la última temporada de la serie “Game Of Thrones” fue visto ilegalmente 55 millones de veces en las primeras 24 horas después de su puesta en línea el 14 de abril, según un análisis realizado por la empresa de seguridad informática Kasper Lab.

En un comunicado dirigido a los medios de comunicación, la empresa explica que el 12,2% de estas visitas ilegales se realizaron mediante descargas y el 11,3% a través de torrents.

“Las películas ilegales y las descargas de series suelen utilizarse como diseminadores de malware. En este caso, los fans de Game of Thrones (Guerra de Tronos) corren un mayor riesgo: en 2018, la serie fue responsable del 17% de todo el contenido pirata infectado en todo el mundo, atacando a 20.934 usuarios”, añade el comunicado de la empresa.

Un investigador de seguridad de Kaspersky Lab, Anton V. Ivanov, explica que el análisis de la empresa “demuestra claramente que los distribuidores de malware explotan programas de televisión con una gran demanda en sitios web pirateados: en general, son dramas o series de acción promovidas activamente”.

Los primeros y últimos episodios, que atraen al mayor número de espectadores, probablemente estén en mayor riesgo de falsificación maliciosa. Los hackers tienden a explotar la lealtad y la impaciencia de las personas y pueden prometer contenidos nuevos para descargarlos que, en realidad, son una amenaza cibernética”, advirtió el investigador, citado en el comunicado de Kaspersky.

“Como la última temporada de Game of Thrones ya ha comenzado, nos gustaría advertir a los usuarios de que es muy probable que haya un aumento en la cantidad de malware disfrazado de nuevos episodios de este programa”, añadió Ivanov.

Para evitar ataques cibernéticos mediante descargas de episodios de serie, se recomienda utilizar únicamente “servicios legítimos de reputación probada para producir y distribuir contenido televisivo”, recomienda Kaspersky, añadiendo que es necesario evitar archivos con la extensión .exe, prefiriendo archivos con extensiones .avi .mkv o .mp4.

 

Facebook Commentarios