Científico indica que el órgano también desempeña un papel fundamental en la fertilidad femenina.

Una nueva investigación publicada en el periódico científico Anatomy afirma que el clítoris, además de ofrecer placer, es extremadamente importante para la reproducción humana.

clítoris

El científico Roy Levin, de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido, analizó 15 estudios realizados entre 1966 y 2017 para entender cuáles serían las funciones del órgano. El metaanálisis concluyó que la estimulación del clítoris provoca cambios físicos que fomentan la fertilización del óvulo.

Los cambios son: mejora del flujo sanguíneo vaginal y aumento de la lubricación, los niveles de oxígeno y la temperatura vaginal. Además, el estímulo altera la posición del cuello del útero (entrada del útero), impidiendo que los espermatozoides entren muy rápidamente en el órgano que va a albergar al bebé. Con eso, los gametos masculinos sólo llegan al útero cuando están más activos y preparados para correr hasta el óvulo.

Según Levin, se trata de una medida esencial para el éxito de la fertilización. “El mantra de que la única función del clítoris es inducir el placer sexual está ahora obsoleto. El clítoris tiene funciones procreativas (reproductivas) y recreativas (placer) de igual importancia”, dijo El especialista. “Todas estas alteraciones genitales son de gran importancia para facilitar la posibilidad de éxito reproductivo, no importa cómo o cuándo se estimule el clítoris.”

Levin considera que el clítoris ha tenido “su función reproductora descuidada” durante mucho tiempo, pero que su estudio no quiere determinar que el placer femenino está en segundo lugar. “El objetivo reproductivo no supera el papel del órgano en la producción de placer sexual”, afirmó.

Seguro te interesa  Cinco actitudes que nunca debe tener con los hijos de otros

El científico también aprovechó los resultados de su investigación para criticar la mutilación genital femenina (MGF) – práctica de mutilar o eliminar el clítoris, generalmente hecha en niñas jóvenes, a menudo en regiones de África, Oriente Medio y Asia. La MGF se realiza para tratar de evitar que las mujeres tengan sexo antes del matrimonio o fuera del mismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la práctica no aporta ningún beneficio y sólo causa daños, como dolor, hemorragias, problemas urinarios y, en algunos casos, incluso la muerte. Además del trauma físico y psicológico, Levin observa que la MGF también puede crear una deficiencia reproductiva.

Facebook Commentarios